Los nuevos pobres (1): el escenario


La profundidad y anchura de la crisis económica no sólo están provocando cifras absolutas de desempleo nunca vistas en nuestro país. El alcance de los recortes sociales que el gobierno, a instancias de los organismos internacionales que velan por la salud del capitalismo, está poniendo en marcha, probablemente ocasione que en pocos meses comencemos a ver, si no está sucediendo ya, personas antes acomodadas y ahora pasando penurias. El empobrecimiento de la clase media, que dicen los entendidos. Son los nuevos pobres con coches tuneados llenos de parches y con televisores rallados de pantalla plana del carrefour.

Argentina, por poner sólo un ejemplo relativamente cercano en lo cultural (aunque no en lo socioeconómico), ya tuvo que soportar en los últimos años del siglo pasado ajustes severos de alcance social y privatizaciones encarnizadas promovidas por los sucesivos gobiernos de corte neoliberal, entre ellos el de Carlos Menem. Reformas todas ellas aplaudidas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. La consecuencia extrema, que es la que conocemos aquí, fue el famoso “corralito”. Pero en el ignoto día a día, muchas personas y familias cayeron repentinamente en un agujero ausente de escapatorias o en un entrampamiento paulatino que apenas era perceptible.

Las consecuencias de lo sucedido durante estos años fue analizado por muchos autores del ámbito de las ciencias sociales, políticas y económicas, como Robert Castel, Alberto Minujin, Jaime Breilh, Pierre Bordieu… E incluso fue motivo del curioso documental “La deuda. ¿Quién le debe a quién?”, del director Jorge Lanata (copia argentina de Michael Moore).

Trailer “La deuda. ¿Quién le debe a quién?

Hace 6 años realicé una rotación externa docente por un equipo interdisciplinario de salud familiar en la Córdoba argentina. Esta experiencia me permitió acercarme a la realidad de un país casi expoliado, sin apenas recursos e infraestructuras públicas, que trataba de sacudirse de las cadenas de una deuda externa asfixiante. Fruto de lo aprendido son estas notas que recogí en mi cuaderno de trabajo de campo, y que comparto con vosotros.

Los nuevos pobres son personas de la clase social media que se han empobrecido o que, sin tapujos, se convirtieron en verdaderos pobres, tras los ajustes acaecidos en los 80 y 90 en Argentina. Se trata de personas que tuvieron acceso en su momento a la tecnología y a bienes y servicios propios de las clases medias, al tener trabajo estable, pero que perdieron su empleo y con ello muchos de estos privilegios. Los hay que incluso han llegado a perder el acceso y el consumo de bienes y servicios básicos, aunque no todos llegaron a este extremo. Es un sector caracterizado por ser muy heterogéneo: el grado de deterioro dependió principalmente del nivel basal de educación y de la situación social previa a la crisis (lo que se conoce como “capital social”). Son un grupo social en apariencia de clase media pero que se han empobrecido. Es la llamada “pobreza invisible”. Todas sus posesiones son de materiales nobles y aparentemente de calidad, pero que con el paso del tiempo y la pérdida de la capacidad de reemplazo o de reparación, comienzaron a deteriorarse. Una imagen gráfica que ilustra perfectamente esta situación es un tenedor de plata con las puntas rotas.”

(continuará)


2 comentarios on “Los nuevos pobres (1): el escenario”

  1. gerineldo dice:

    ¡Caramba! Se le queda el cuerpo a uno descompuesto… pero como dice un buen compañero, médico rural, al que hace algunos años que no veo: ‘¿la familia más o menos bien? ¿la salud más o menos bien? Entonces la cosa no va mal de todo’

  2. FernandoG dice:

    Perdona Enrique y no te lo tomes a mal..
    Yo de mayor quiero ser como tú…
    ¡Que temas introduces en el debate ¡
    Tu lo explicas mucho mejor que yo..¨
    Somos un pais que tiene una clase rica, una clase media y una clase pobre..
    Llevamos camino de ser un pais de pobres, entendiendo estos a los que subsisten, una clase de miserables. y una clase de ricos, que curiósamente son más ricos que antes..
    Y tengo la sensación que algunos como tú ponen en el debate estos temas, mientras los que son como nosotros siguen en la cultura de la queja y los pobres, no pueden entrar en el debate.. bastante tienen con sobrevivir..
    Muchas gracias por mantenernos vivos..
    Como dijo nuestro compañero Roberto Sanchez en un comentario en Saludyotrascosas de Abril..:
    “Eres muy bueno escribiendo, tio”
    Esperamos con ansia la continuación
    Un abrazo..


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s