¿Choque de civilizaciones o miedo al otro?


El mito del choque de civilizaciones ha justificado el odio atávico al otro. Como reacción ciudadana responsable y comprometida, nos hacemos eco de esta initiativa, promovida por la plataforma AVAAZ, especialista en promover campañas contra las injusticias y las desigualdades sociales. Valgan el siguiente manifiesto y video como ejemplos.

Firma este manifiesto:

A los mandatarios israelíes, palestinos e internacionales,
El conflicto entre israelíes y palestinos es el núcleo de la inestabilidad en la región y alimenta odios y rivalidades más allá de sus fronteras. El mundo desea una paz justa y duradera en Oriente Medio. La comunidad internacional debe facilitar el proceso.
CONVOQUEN NEGOCIACIONES DE PAZ AHORA, y no dejen de negociar hasta obtener la paz.

El otro tiene que ser para nuestra vida una montaña desde
cuya altura se avisten distancias nuevas, paisajes nuevos,
nuevas interpretaciones del vivir.

Roberto Arlt

(Extraído del blog “La Posada del Camino“)

Organización de Paises Arrodillados



En uno de estos días de cuadros pseudogripales (de esos cuadros clínicos que el ministerio, en connivencia con la OMS, quiere que los médicos consideremos “gripe”), tuve la ocasión de ver la película “El Viaje“, de Fernando “Pino” Solanas.

Se trata de una película un tanto transgresora, salpicada de tangos de Piazzolla, a veces lisérgica, llena de alegorías y música y paisajes decrépitos que remedan lo que américa pudo ser y no es.

En una genial y divertida escena, los mandatarios de la “Organización de Países Arrodillados” reciben al presidente de los EEUU, el Sr. Wolf, mientras el Dr. Rana, mandatario argentino que nos recuerda al peor Menem, hace halagos a la postura de genuflexión, por ser más segura que estar de pie (donde una bala perdida te puede matar) y más activa que estar tendido (lo cual es de vagos).

Como diría A. Villafaina, cualquier parecido con la realidad es una pura ironía visual. A pesar de que la OMS declara no tener conflictos de intereses con la industria farmacéutica, a más de uno, sin caer en teorías consparanoicas, le ha olido raro todo este tema…

(Imagen del cartel de la película extraída de la web de la cantante Liliana Herrero. Imagen de Tamiflu-OMS, del diario peruana “La República“)


Farmaindustria, los ministros, el empleo y el uso racional de los recursos


El último trimestre de 2008 y el primero del presente pasarán a la historia como uno de los momentos de mayor destrucción de empleo de este país. La industria farmacéutica no estaba al margen de esta tendencia brutal, y cientos de empleos se perdieron. La realidad se imponía a las declaraciones: a pesar de lo que decía en su momento la Señora Maravillas (Secretaria General de Empleo, se llama así, no es que yo le haya acuñado ese nombre), quien afirmaba que en sectores como la Sanidad (…) o la industria farmacéutica, se siguen generando empleos, lo cierto es que se hicieron muchos recortes en personal. Los más perjudicados fueron los visitadores, la “red de ventas”, pero también se vieron afectados cargos intermedios (responsables de áreas concretas, generalmente de demarcación territorial), cuyo tijeretazo en puestos de trabajo hizo que tuvieran que cubrir más provincias, lo que implicaba más desplazamientos, más trabajo, más estrés…

El gobierno quería poner coto a tanta sangría, y el mandato en todos los ministerios era claro: hacer todo lo posible y lo imposible por mantener el empleo en los sectores implicados, aunque fuese a costa de pactar con el diablo. Y así lo hizo el diligente Dr. Soria, antes de dejar la cartera de sanidad, con Farmaindustria. Poco tardó su sucesora, Trinidad Jiménez, en ir a los medios a contar que “avalaba el acuerdo“, fuese a pasar que los otros se arrepintieran.

Fue en abril de este año. Nos hicimos eco en este blog. El pacto, nunca hecho público pero sí objeto de propaganda por ambas partes, era, grosso modo, el siguiente:

Farmaindustria se comprometía a mantener o incrementar la inversión en investigación y desarrollo (también innovación y marketing?), al mismo tiempo que mantener las plantillas. Compromiso que, recientemente, ante el repunte esperado en las cifras de paro, se ha apresurado (ahora el ministro de trabajo) en volver a consultar a Farmaindustria si lo mantiene… por si acaso. Y Farmaindustria, al menos sobre el papel, lo mantiene.

Por su parte, el Ministerio, sin que las comunidades autónomas, sospechamos, supieran nada, dejaba a un lado su política de uso racional del medicamento (hasta ahora financiado con los dineros del “impuesto revolucionario” que cobramos a Farmaindustria todos los años), ahora reconvertida en programas autonómicos de mejora a la atención a pacientes crónicos y polimedicados, menos agresiva en la contención del gasto por poner más énfasis, al menos retóricamente, en la adecuación terapéutica que en el gasto farmacéutico (lo cual, de paso, permitirá, según el gobierno, contratar a unos 500 farmacéuticos: ¡todo cuadra!).

El gasto farmacéutico no parece haber aumentado sustancialmente en este año, a pesar del acuerdo, aunque los programas de polimedicados, hasta la fecha, están funcionando (en los sitios donde lo hacen) sin que hayan recibido aún un sólo euro del ministerio. Por otro lado, desconocemos si el pacto lo está cumpliendo Farmaindustria. Desde luego, no se ha vuelto a ver ni una sóla nota de prensa sobre ERE o despidos en ni una sóla filial española (sí, sin embargo, en otros países, como bien refleja Fernando Comas en su blog). Lo que sí nos consta es que las ofertas de empleo que las páginas web de las grandes, como Pfizer o…. no están muy actualizadas: o no es está generando empleo, o los pocos que salen ni se publicitan.

Proponemos a nuestros lectores y seguidores una actividad: preguntar a los visitadores qué está pasando desde abril hasta aquí. Si se está echando a gente a la calle, si los están reubicando debiendo asumir más carga de trabajo y más territorio, si están recortando sus salarios y primas. Y que vayáis comentando los resultados de vuestras pesquisas en el blog para conocimiento público de la situación, sea cual sea. ¿Os parece?

Gracias…

PD: Mientras tanto, en la web de farmaindustria extractan recortes de prensa en los que los titulares lo dicen todo: que si el ministerio no invierte dinero en investigación, que si Zapatero pone en peligro la investigación, que si no fuera por nosotros, que mira que buenos somos que mantenemos empleo en plena crisis

(Imagen extraída del blog “Biografías de los grandes“)

Para relajarnos un poco de tanta política, escuchemos con delicia la voz sofisticada de esta mujer de la clase alta africana, Rokia Traoré:

Gracias por estar ahí…


¿Copago de las recetas a pensionistas de alta renta?


En plena temporada de crisis económica, y mientras muchos españolitos de a pie estamos con el agua al cuello (no el que firma este post, afortunadamente), a (casi) todos nos ha sorprendido e indignado que los banqueros se cuiden tan bien y se procuren una (pre)jubilación de muy alto standing. Curiosamente, esto ha coincidido en el tiempo con el debate nacional de si subir los impuestos es de derechas o de izquierdas, debate de altura, se entiende…

Cuando parecía que ya este tema había pasado a mejor vida, recibo un e-mail de una compañera que trabaja en Navarra, Pilar, en el que se plantea la injusticia que supone que pensionistas de alta renta como el ex-directivo del BBVA no paguen ni un duro de sus medicinas y, por el contrario, muchos de los parados que hoy en día han agotado incluso las prestaciones por desempleo y tienen muy poca pinta de encontrar empleo en los próximos meses, tengan que pagar el 40% de los medicamentos que se les prescriba. Lo que plantea implícitamente es que los pensionistas de rentas más altas paguen al menos parte de sus medicamentos en vez de ser financiado con los impuestos. Un copago de recetas aplicado a los jubilados de rentas altas. O, también, porqué no, una excención al pago de recetas a los parados de larga duración… No en vano, la prescripción se considera una prestación social, ¿no?

Debate abierto. ¿Argumentos a favor? ¿En contra? ¿Abstenciones? ¿Es de izquierdas o de derechas? ¿Es viable? ¿Es justo? ¡Pufffff, cuántas preguntas!

(Imagen extraída del blog de la Asociación de Inspección de Servicios de Madrid)

Silogismos: Democracia y salud en EEUU


  • La democracia es el “Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado”.
  • Un lobby (o “grupo de presión“) es un Conjunto de personas que, en beneficio de sus propios intereses, influye en una organización, esfera o actividad social.
  • Ergo, un régimen donde los lobbys presionan demasiado, o los gobiernos se dejan presionar, de forma que se decanta la balanza de la toma de decisiones políticas de forma sistemática del lado opuesto al del pueblo, no puede ser considerado una democracia.

Este silogismo podría perfectamente resumir lo que Vicenç Navarro ha querido decir en este artículo. Sin embargo él se expresa mucho mejor que yo. Vale la pena leerlo. Da muchas de las claves para entender la flaqueza del sistema democrático estadounidense y el origen de las resistencias a la reforma de la sanidad que pretende llevar a cabo Obama en dicha país.
Feliz lectura.
(Imagen extraída del blog “Vamos a cambiar el mundo“).

¿Planes de contingencia o política sanitaria defensiva?


Por la gripe A.
En el Área de Cáceres: operaciones suspendidas, por si acaso.
En el Área de Mérida: formación a los profesionales suspendida si es en horario de mañana, y las consultas de tarde suspendidas.
Prepararse y actuar para lo peor con la esperanza de que ocurra lo mejor no es eficiencia. Es medicina defensiva. Es política sanitaria defensiva. Es poner los recursos de todos al servicio de los que mandan para que sigan mandando.


Another brick less in the wall


Durante la dictadura militar argentina, los milicos, como en toda dictadura, quisieron acaparar todas las facetas de la vida en su paranoia fascista. La música, como expresión cultural con cierta vocación revolucionaria y de propuesta de cambio, no podía ser una excepción. De ahí que elaboraran una lista de canciones prohibidas (eufemísticamente denominada “no aptas”), hecha pública hace unos días.
Dentro de esta lista hay canciones que forman parte de la banda sonora de mi vida. Sirva pues este post como homenaje a la vida y a la libertad que la ventana de estas músicas permite ver a su través.

Dedicado a los profesores Zurita y Olivero, del otro lado del charco en dirección suroeste.


La vacuna de la gripe, una nueva oportunidad de negocio


Por si a alguien se le hubiese pasado por la cabeza que de repente la filantropía derritiera el corazón de los altos ejecutivos de Novartis, la flamante ganadora en el premio a la compañía farmacéutica más rápida en sacar al mercado la vacuna de la nueva gripe, y cediera parcialmente la patente para que se pudieran fabricar vacunas a menor precio o incluso repartiera gratis su vacuna por países con recursos reducidos, ahí va esa noticia:

Novartis no ofrecerá gratis a los países pobres la vacuna de la nueva gripe.

A estas alturas de la película, quien aún piense que la ciencia no es una industria ni responde a intereses especuladores de grandes multinacionales que se rigen por la lógica del mercado, es que no vive en este planeta.

(Imagen extraída del blog “El proyecto matriz“).

El "viruhá"


Mucho se espacula sobre el origen del virus de la gripe A. Incluso hay hipótesis conspirativas de que el virus procede de algún perverso científico a las órdenes de Roche o GSK, con la venia de la OMS. Pero el Director de Le Monde Diplomatique, Ignacio Ramonet, apunta a otro lado: La principal responsabilidad de esta grave amenaza sanitaria reside en la industrialización delirante de la producción pecuaria.

(Imagen extraída del blog “La tribu de la Malinche“).

Suele este periodista realizar análisis en clave político-económico que buscan la raiz del problema, que casi siempre suele ser el ansia del mercado por expandirse en un mundo liberalizado sin fronteras. En este caso no se queda atrás, y señala incluso a empresas concretas, cuyas prácticas de producción en cadena de carne de cerdo tienen consecuencias medioambientales, políticas, laborales y de salud en el entorno donde radican los megacriaderos de cerdos.

Sin embargo, comete, como todo periodista que se aventura en un tema que no domina, gazapos. En este caso, al tratarse de un tema de salud, mezcla la velocidad con el tocino:

En marzo de 2003, la revista Science había advertido de que la gripe porcina estaba evolucionando en fase rápida a causa del aumento del tamaño de los criaderos industriales y del uso generalizado de antibióticos y vacunas.

En realidad, el artículo citado, de un tal Bernice Wuethrich, sí que atribuye la aparición de nuevos tipos de virus al hacinamiento de los cerdos en las megagranjas, pero no, como es lógico, al uso de antibióticos. Curiosamente, hace unas semanas escuchaba en la radio el programa de Toni Garrido una entrevista a otro periodista, colaborador de RTVE, Vicente Romero, que esgrimía una teoría sorprendentemente similar a la de Ramonet, cometiendo incluso el mismo error de echarle la culpa de la gripe nueva a los antibióticos que usan los empresarios-granjeros para engordar el ganado porcino.

¿Qué cosas dice el artículo de Science? Puespara comenzar vaticinaba de esta manera lo que ahora puede haber sucedido con la gripe nueva:

Changes on the farm may be fostering the evolution of the swine flu virus—and if a dangerous new strain crosses back into humans, it could have deadly consequences.

Atribuye este artículo los cambios en las cepas víricas causantes de estragos entre los cerdos a manipulaciones en el entorno de las granjas: the environment has recently changed dramatically in two ways: herd size and vaccination practices.
(…)
Widespread vaccination may actually be selecting for new viral types. If vaccination develops populations with uniform immunity to certain virus genotypes, say H1N1 and H3N2, then other viral mutants would be favored. Webby suggests that the combination of avian polymerase genes generating errors in the genetic sequence and immunologic pressure from vaccination may be selecting for unique variants. However, he adds that “the benefits of vaccination far outweigh this side effect.”

Ahí queda la hipótesis. De ser cierta, mucho habría que reorientar los criterios de intervención en aras de la salud pública por parte de la OMS.

Por cierto. Os preguntaréis porqué este post se titula El “viruhá”. La explicación es simple: Así se pronuncia el nombre el virus recientemente pandémico en mi idioma materno, el malagueño.

Rima con bruja piruja, ¿verdad?

(Imagen extraída del blog “La dorada cola del dragón“).

Bernácer y las recetas contra la crisis: la fuerza y el valor del empleo


(Imagen extraída del blog “Alicante Vivo“)

A veces miramos fuera lo que dentro tenemos (o tuvimos). Si consideramos “dentro” este país que llamamos España, resulta que hace más de 3/4 de siglo, un alicantino, Germán Bernácer, ya se atrevía a pronosticar que “el paro estructural es consecuencia de la inestabilidad inherente al mercado finaciero, a consecuencia de la actuación incontrolada de ingresos no ganados, como el interés del dinero” (Rafael Cid. Le Monde Diplomatique, Marzo 2009). Recuerda un poco esto a la crisis actual, ¿no es cierto?

Algunos comparan a Bernácer con Keynes, el cual está en boca de los analistas políticos y periodistas por ser defensor, entre otras cosas, del intervencionismo del estado (ahora que algunos quieren “abrir un paréntesis en el libre mercado“). Pero lo cierto es que Keynes bebió de Bernácer (segundo párrafo pág 154)…
Más cosas que dijo este genio, que no era economista de carrera, sino ingeniero químico, y que durante la II República estuvo trajando en el ahora denostado por el PSOE y elogiado por el PP “Servicio de Estudios del Banco de España”? Pues alguna muestra más de su talento:
¿Porqué la posesión de la riqueza permite recibir una renta de la que su poseedor puede vivir, sustrayéndose a la labor productiva?
El valor de la renta que el lucro da a la riqueza, no por su inversión, sino por su posesión, es lo que comunica principalmente a la sociedad actual su aspecto peculiar de persecución de la riqueza por sí misma, ese sello de sordidez y codicia, junto al lujo estéril, que es la característica económica y moral del momento social presente o al menos el aspecto que tiende a desarrollarse a expensas de otras más nobles cualidades. Si es a la posesión de la riqueza, y no a la capacidad útil del trabajo, a lo que ha de estar vinculada siempre la mayor ventaja social, el mejoramiento moral de la sociedad -que es el fundamento de su progreso- será una obra muy lenta o acaso imposible
(Germán Bernácer. Interés del capital. El problema de sus orígenes. Ed Lucentum. Alicante 1925)
(Fragmentos extraídos no del original, sino del artículo referenciado de Rafael Cid).
Y no sólo se quedó en el análisis situacional. También daba recetas contra las crisis:
  • Socialización de los recursos naturales.
  • Autogestión obrera en las empresas.
  • Desaparición de la bolsa.

Si queremos, podríamos aplicar estas recetas a otra gran crisis: la de Atención Primaria. ¿Cómo?

  • Socializar los recursos sociosanitarios.
  • Autogestión de los profesionales sanitarios en los centros de salud.
  • Desaparición de las gerencias.

¿Un poco heavy la propuesta, no?

Hoy, día del trabajo, dedicamos este post, como no, a todos los parados, todos.