Fariña contraataca


La presidenta del Colegio de Médicos de Madrid, la Dra. Juliana Fariña, parece no tener suficiente con la campaña ya clásica que ante la gripe A nos recomendaba ni besarnos ni dar la mano, iniciativa que ya le valió nuestro premio al empleado del mes en el mes de Agosto.
Ahora, según informa en la página web del organismo colegial, tiene bastante interés en que se realicen autopsias en fallecimientos por esa causa para que, a través de ellas, saber los mecanismos de la enfermedad.
Las autopsias clínicas (no las judiciales) lo que buscan es analizar al microscopio las características de los órganos dañados y cuyas lesiones han conducido a la muerte del paciente. Esta tarea la realizan anatomopatólogos. ¿Coincidentemente?, la Dra. Fariña, es anatomopatóloga, para más señas jefa de Servicio del Servicio de Anatomía Patológica del Hospital San Carlos de Madrid.
Ante esta noticia, lo único que se me ocurre para acabar este post dignamente es colgaros esta nueva viñeta de El Roto. Más allá de esto, por mi parte (no por la vuestra, espero), sobran los comentarios…

Para prevenir el contagio por gripe, aislamiento social


Me llega a casa, entre todas las cartas, la siguiente publicidad:

Y se me viene a la cabeza un artículo de unos argentinos:

En este contexto, la medida de aislamiento social refuerza y legitima un temor que ya estaba instalado en la sociedad: temor a lo desconocido, a lo nuevo, a aquello acerca de lo cual sabemos muy poco.

En su “Ensayo sobre la ceguera”, José Saramago plantea una tesis en torno al terror a lo desconocido e inexplicable. En la novela, toda la humanidad padece una enfermedad que la va dejando ciega, situación que se complica con el miedo al contagio y donde emerge la degradación y mezquindad de la condición humana en situaciones extremas. ¿Una profecía autocumplida?

La profecía de Saramago. Por Spinelli, Alazraqui y Anahi, docentes de la Maestría de Epidemiología, Gestión y Políticas de Salud de la Universidad Nacional de Lanús, Argentina. El Argentino.com


El Ministerio de Sanidad renegociará las vacunas de la gripe que sobran


El titular elegido hoy tiene mucho que desgranar, así que vamos por partes.
Primero, recordar que el gobierno pidió un crédito extraordinario hace unos meses, cuando aún no estaba la vacuna contra la gripe A aprobada, para costear, entre otras cosas, una remesa de reserva de vacunas. En total, 270 millones de euros para «proteger» al 40% de la población española, lo cual hace un total de 18,5 millones de personas. Antes se preveía que la vacuna que se estaba estudiando iba a precisar dos dosis. En total, 37 millones de unidades compradas. Sin embargo, el gobierno al parecer pactó con la industria farmacéutica una reserva adicional como para ampliar la cobertura en un momento dado al 60% de la población. Lo que no dicen es si esa «reserva» estaba blindada económicamente por contrato.
En cualquier caso, ahora resulta que sólo es necesaria una dosis. ¿Casualidad? ¿Lo sabían las compañías Novartis y GSK? Espero que no…
Proseguimos: «las vacunas que sobran». ¿Que sobran? Sí, claro. Entre que mucha gente no se quiere vacunar (sobre todo el personal sanitario) y que sólo es precisa una dosis, más de la mitad de las unidades de vacunas compradas sobrarían, y millones de euros, en plena crisis, se tirarían al cubo de la basura. Además, como toda vacuna de la gripe que se precie, sólo valdrá para esta temporada. Por tanto, hay que gastarlas, ¡qué hacer con ellas! El ministerio parece tener respuestas para todo, y por ello, la ministra, previendo mes y pico antes de comenzar la campaña que iban a sobrar dosis, ya anticipaba que «si sobran dosis, la vacuna estará en canal privado y quien quiera podrá adquirirla«. «Cualquiera». ¿Da igual que seas de un grupo de riesgo como si no, señora ministra?
Pues parece que esto se confirma: una vez comenzada la campaña, las autoridades están mostrando su preocupación y les ha dado por vacunar a diestro y siniestro, incluso a grupos que no son considerados de riesgo, incluso a los niños, e incluso barajan ponerla a cualquiera que quiera, «mientras esté convencido de su idoneidad y eficacia, aunque no figure en ningún grupo de riesgo«. La situación de auténtico esperpento sanitario no hace más que revelarse más y más clara y vivamente, demostrando la improvisación y la incoherencia en la que se mueven nuestros decisores.
Por si acaso, un as en la manga. «Todo previsto, no pasa nada, que no cunda el pánico: ¡el gobierno hizo los deberes a tiempo!», parece decir el Sr. Martínez Olmos. «La letra pequeña del contrato que suscribimos con las compañías farmacéuticas contemplaba esta circunstancia«, viene a declarar el Secretario General de Sanidad. Era de esperar que, por cautela, hicieran la previsión de revisar el contrato. ¿He dicho revisar? Upsss. En la nota de prensa dice «renegociar». ¿Supone eso que ahora GSK y Novartis van a aguantarse con los millones de lotes devueltos? ¿Sin cobrarlos? ¿No querrán algo a cambio? ¿Vamos a creernos ahora que estos son mejores incluso que el corte inglés («si no queda satisfecho, le devolvemos el dinero»)?
Aunque no debo desconfiar en este gobierno, que tiene amplia experiencia en la organización de campañas de vacunación… Desde luego están demostrando lo contrario.
Realmente creo que los políticos se piensan que los ciudadanos nos chupamos el dedo. Pero lo cierto es más bien que ya no nos creemos nada de lo que nos dicen (¡y menos de lo que no nos dicen, que cuantitativa y cualitativamente es mucho más!).
(Imagen extraída de la web Bebes.net)

¿Planes de contingencia o política sanitaria defensiva?


Por la gripe A.
En el Área de Cáceres: operaciones suspendidas, por si acaso.
En el Área de Mérida: formación a los profesionales suspendida si es en horario de mañana, y las consultas de tarde suspendidas.
Prepararse y actuar para lo peor con la esperanza de que ocurra lo mejor no es eficiencia. Es medicina defensiva. Es política sanitaria defensiva. Es poner los recursos de todos al servicio de los que mandan para que sigan mandando.


Especialistas en gripe A: la paranoia


A los de grupo gripe y calma nos ha dado envidia de todos los oportunistas como éste, que en este río revuelto están pescando buenas piezas. Como resulta que en el equipo tenemos médicos de familia, pediatras, farmacéuticos, especialistas en cuidados a domicilio, microbiólogos, epidemiólogos, y hasta economistas y especialistas en marketing, hemos decidido montar nuestro propio chiringuito en torno a la gripe. Lo hemos llamado «AIG Direct» (Atención Integral a la Gripe Directa). Hemos susbcontratado los servicios de una clínica privada a punto de quebrar, a algunos residentes y a un par de médicos extranjeros extracomunitarios.
Ayer tuvimos nuestra primera cliente. Era una mujer, de mediana edad, muy insegura y que vivía sola, o si tenía marido como si nada. Llamaba porque tenía síntomas que pudieran ser compatibles con «la gripe esa», y quería saber si podíamos ir a casa (no quería ir a su centro de salud para que aumentaran las posibilidades de contagio, ni quería esperar tanto tiempo a que la vieran, con lo mal que ella estaba) y hacerle «la prueba de la gripe» (cual anunciantes de mister proper con «la prueba del algodón»). Un equipo nuestro se desplazó y le hizo la prueba, pero dio negativa. Le advertimos que aunque diera negativo que aún así podía tener la gripe. Ella se asustó. Quería tener la seguridad de no tener gripe. «Para eso, señora, tendríamos que hacer otra prueba más fiable pero mucho más cara«. «No pasa nada, lo pago». «Perfecto, señora». «Otra cosa. ¿Y si soy de esas personas de los grupos de riesgo». La señora no era obesa, ni tenía antecedentes de ningún tipo, pero como «la gente sana son enfermos que se ignoran», le ofrecimos nuestros servicios para hacer un despistaje de todas las enfermedades consideradas de riesgo. La mujer accedió. Para trasladarla a la clínica, «en su estado, señora, mejor en ambulancia», nuestra, por supuesto, una UVI móvil medicalizada de segunda mano pero adecentada para la ocasión. Le hicimos un TAC torácico y cerebral, un ecocardio, una electromiografía, una prueba de esfuerzo, un Holter, una espirometría forzada, una impedanciometría, una biopsia hepática guiada por eco, un TAC abdominal para comprobar si tenía bazo, un analí completo de sangre y orina, una prueba de tolerancia oral a la glucosa, la pesamos y la tallamos. Como le descubrimos una estenosis aórtica leve asintomática, le advertimos que, en principio, estaba dentro de los grupos de riesgo, así que le administramos la primera dosis de antivirales, y comenzamos con un seguimiento telefónico a demanda para controlar la aparición de síntomas de severidad. Claro está, esta tarea se la encomendamos al residente.
Con pacientes como esta, en pocos días amortizamos la inversión inicial. De oro nos vamos a poner…

Decálogo de Propuestas Organizativas de los Centros Sanitarios ante la Gripe A



Dado el éxito de la primera entrada del blog de gripeycalma (10000 entradas en tan sólo 4 días, y más de 100 blogs adheridos a la iniciativa) seguimos errequeerre. Ahora con propuestas para ordenar y organizar el caos.

¡Gracias a todos por la acogida! Y permanezcan a tentos a las pantallas!


Decálogo de Propuestas Organizativas

de los Centros Sanitarios ante la Gripe A

Ante el previsible aumento de la actividad asistencial de los servicios sanitarios debido al incremento de casos de gripe, los de la UTB (unión temporal de blogs) Gripeycalma hemos elaborado una serie de recomendaciones, en forma de decálogo, dirigidas a las autoridades sanitarias. Reflejan diversas medidas a tomar basadas en la reflexión y la experiencia de profesionales sanitarios e incluyen desde medidas organizativas de los propios centros de salud, a formas de mejorar la resolución de requisitos burocráticos relacionados con la incapacidad laboral o la prescripción de medicamentos, pasando por aspectos como la atención a domicilio y la información a los pacientes.

Propuesta 1. De la atención a la enfermedad

La mayoría de los pacientes afectados sufrirán un cuadro leve que no requiere una atención médica específica. Se priorizará la atención telefónica como el método más accesible para valorar la necesidad de asistencia clínica de un paciente. De esta forma, se valorará la posibilidad de que sean suficientes las medidas de autocuidado y de observación activa por parte del paciente o sus cuidadores. Las autoridades sanitarias deben divulgar y recomendar las medidas de autocuidado a la población general, así como el conocimiento de los signos de alerta que puedan motivar una valoración médica. Se deberán usar con este fin todos los medios de comunicación disponibles.

Propuesta 2. Valoración del paciente que acude al Centro de Salud

Confiamos que los pacientes afectados por un cuadro clínico de síndrome gripal acudan a las consultas médicas de los Centros de Salud con normalidad, y siempre que sea posible, con cita previa. De esta manera, el flujo de personas que necesitan ser atendidas será ordenado y fluido. Si el número de casos se incrementa llamativamente en un breve espacio de tiempo y las consultas reciben una gran cantidad de personas sin cita previa o con carácter urgente, se puede organizar, junto con los profesionales de enfermería y de administración, algún sistema de clasificación (triage) que determine la necesidad de atención preferente o urgente por parte del médico. Se aconsejará al paciente con tos activa que mantenga las medidas de higiene adecuada mientras espera a ser atendido. Cada consulta deberá disponer del material necesario para mantener una adecuada higiene y ventilación.

Propuesta 3. La atención domiciliaria

La atención a domicilio implica alrededor de 30 minutos por paciente y es inviable, hacerla de forma generalizada y masiva, cuando las consultas y los médicos de familia y pediatras se encuentran al máximo de sus posibilidades. Por lo tanto, si se produjera un aumento de la demanda de este tipo de atención se deberían poner en marcha, al menos, algunas de las siguientes medidas:

– En las áreas donde no esté asumida directamente por el 061 u otro teléfono autonómico. La demanda de asistencia a domicilio urgente será explícitamente regulada en los propios centros de salud, interviniendo en esta regulación los profesionales administrativos y médicos de familia o pediatras correspondientes, bajo el objetivo común de optimizar los recursos y prestar la mejor asistencia.

– Todas las solicitudes de avisos domiciliarios serán evaluadas directamente en contacto telefónico con el enfermo o sus familiares por el médico del paciente, o en su defecto por médicos del mismo centro de salud, tomando estos profesionales la decisión de desplazarse o no al domicilio.

Propuesta 4. Justificación legal de la incapacidad temporal

El tiempo empleado en realizar las tareas que impone la actual regulación de la baja laboral a numerosos pacientes provocaría el colapso de la atención por razones burocráticas: pacientes enfermos, bajas por aislamiento… todos ellos con la necesidad de un parte de baja, confirmación, alta (6 hojas impresas en 3 días diferentes). Se propone autorizar con carácter excepcional un documento único de baja laboral rellenable por el primer médico que atienda al paciente en cualquier ámbito del Sistema Nacional de Salud (centro de salud, SAR, urgencias hospitalarias, etc.), donde se especifique el diagnóstico y el tiempo recomendado de ausencia laboral. De esta forma, se evitaría duplicar las visitas y usar un tiempo tan necesario para una tarea administrativa. El Instituto Nacional de la Seguridad Social y los Servicios de Inspección Sanitaria y las mutuas laborales deberían participar en la realización de este modelo. Los médicos que realizamos esta tarea sabemos de la importancia de una medida de este tipo para aprovechar un tiempo necesario y escaso. Otros países de nuestro entorno (Reino Unido) justifican la ausencia del trabajo por cualquier patología de menos de 7 días de duración con un modelo (Self Certification Absence Form) que rellena el propio paciente.

Propuesta 5. El tratamiento farmacológico

Sea cual sea el nivel asistencial en que el paciente sea atendido (hospital, domicilio o centro de salud) deberá recibir en la primera visita, a través de receta o directamente si fuera necesario, el tratamiento farmacológico completo para cubrir el periodo del desarrollo de la enfermedad, eliminando de esta manera las consultas redundantes innecesarias.

Propuesta 6. Ante la ausencia por enfermedad del personal sanitario

La previsible afectación de los trabajadores de los centros de salud motivará situaciones difíciles para asumir toda la carga de trabajo. De ser así, la población debe conocer que, aún siendo una situación excepcional, hay unos límites razonables a la carga de trabajo de cada profesional sanitario. Por ello, se solicitaría a los pacientes que presenten otras patologías no preferentes que asuman la necesidad de pasar a un segundo plano y retrasar su consulta. Las autoridades sanitarias han de hacer campaña pública de esta situación y apelar a la solidaridad social. Para garantizar la adecuada cobertura de los servicios sanitarios prioritarios, la Administración deberá contratar todos los profesionales que necesite, siempre que tengan la capacidad suficiente. Para evitar problemas y conseguir la necesaria agilidad para ello, tanto la Administración como los sindicatos deberán acordar las modificaciones de las condiciones de trabajo y de los procesos de selección de personal temporal que se requieran.

Propuesta 7. Centros Residenciales para Personas Mayores y otras instituciones

Los médicos que trabajen en las residencias de ancianos, de discapacitados, etc. públicas y privadas, incluso los médicos del trabajo y mutuas de accidentes de trabajo, deberán tener autonomía suficiente para realizar y ratificar con su firma cualquier actividad burocrática, incluidas las recetas, que venga determinada por la asistencia a casos de gripe A y que hasta ahora no podían realizar. Ante una situación excepcional y conociendo la carga de trabajo no clínico que generan estos aspectos, la prioridad deberá ser la atención a los pacientes y las medidas deben favorecer y no entorpecer esa labor.

Propuesta 8. La atención telefónica directa a la población en los teléfonos habilitados

El uso de la población de los teléfonos habilitados: 061, Salud Responde, Sanitat Respon, entre otros y cualquier otro que habiliten las autoridades sanitarias como centro de información y asesoramiento, es una medida positiva tendente a la realización de un triage telefónico y a la instrucción de los pacientes en el correcto autocuidado. Su labor puede ser muy importante si contribuye a la descarga de la atención directa de los pacientes que soliciten información o presenten sintomatología que no precise la asistencia clínica directa de un médico. Los teléfonos de emergencias (112) deberán reservarse para un correcto uso.

Propuesta 9. La colaboración entre el centro de salud y el hospital

Se debería establecer un sistema ágil de comunicación entre el centro de salud y el hospital para la rápida atención del paciente de alto riesgo. Si el paciente ha sido valorado en Atención Primaria debería ser considerado como preferente a su llegada al hospital, evitando otra espera hasta la clasificación (triage) hospitalaria. Para ello, la disponibilidad de comunicación electrónica (correo electrónico) serviría también de ayuda. Los pacientes dados de alta a su domicilio han de salir del hospital con su medicación y con el informe de baja laboral cumplimentado como indicábamos en la recomendación 4. Este tipo de organización funciona en otros países (Reino Unido) y sería deseable que fuera lo habitual en todo tipo de patologías.

Propuesta 10. La comunicación con el paciente

Los pacientes informados y bien atendidos se muestran por lo general comprensivos con los problemas que pueden surgir ante una situación excepcional. La comunicación con ellos debe realizarse en todos los ámbitos. La información escrita ayuda a concretar los mensajes. Se deberán realizar dípticos para la entrega personal a todos los pacientes y sus familias con aspectos de higiene, medicación, consejos de autocuidado, así como las instrucciones necesarias para un correcto uso de los servicios sanitarios.

Con una buena organización e información podremos afrontar la actividad asistencial de los próximos meses con serenidad, evitando que el daño de la enfermedad sea mayor que el de los síntomas que produzca, evitando el caos sanitario que provocaría efectos colaterales muy perjudiciales para la salud de la población.

http://gripeycalma.wordpress.com/

Participan en esta iniciativa:

Vicente Baos *, CC Baxter *, Rafael Cofiño*, José Cristóbal Buñuel Alvarez **, Juan José Bilbao *, Julio Bonis*, Rafael Bravo Toledo*, Carlos Cebrián*, Fernando Comas ****, Juan José‚ Delgado Domínguez**, Lis Ensalander *, Enrique Gavilán *,Juan Gérvas*, José M. Garzón*, Fco. Javier Guerrero*, Raquel Gómez Bravo *, Maria Gomez Bravo****, Ramón González Correales*, Javier Vicente Herrero ***, Rafael Jiménez Alés**, José Luis Quintana *, Miguel Ángel Máñez ****, Manuel Merino Moína**, Sergio Minué*,Miguel Molina*, Pepe Murcia**, Rafael Olalde Quintana*, Jonay Ojeda****, Pablo Pérez Solis*,David Pérez Solis**, Javier Padilla +, Salva Pendón*, Vicente Rodríguez Pappalardo*,Antonio Ruiz*, Iñaki Sánchez *, Mateu Seguí *, Elena Serrano +, Sophie ++, Antonio Villafaina ***.

*Médico de familia/de cabecera, **Pediatra, ***Farmacéutico, **** Otros, + Residente MFyC, ++Estudiante de Medicina.

Nos han ayudado:

* Nacho Quesada. Diseñador. Corte y Comunicación Social.

* Uxia Gutierrez Couto. Bibliotecaria. Ferrol.

* Asunción Rosado. Médico de familia. Madrid.

* Marisol Galeote. Farmacéutica. Comunidad Valenciana.

* Javier Vicente Herrero. Farmacéutico. Asturias.

Todo el material de este web puede copiarse y distribuirse libremente, siempre que sea para usos no comerciales. Esta bajo Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported de Creative Commons. No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.

Si quieres imprimir una copia para difundirla, haz click aquí (preciso Adobe reader para leer, es un documento pdf). Si lo prefieres, lo tenemos en formato powerpoint (por si quieres utilizarla en la sesión de tu centro…).



Gripe A: ante todo mucha calma


Durante los últimos meses los profesionales sanitarios que mantenemos blogs hemos reflejado en ellos la inquietud que vive nuestra sociedad con la denominada pandemia de gripe A. Los médicos venimos constatando en las últimas semanas una afluencia importante de pacientes a las consultas demandando información. También hemos visto cómo algunos documentos y entradas de nuestros blogs salían del circuito sanitario habitual y se difundían por Internet. Esos dos hechos nos han llevado a un grupo de profesionales sanitarios, cuyo único denominador común es escribir en blogs o bitácoras, a redactar la toma de posición que a continuación se puede leer:

¿Qué es la gripe A/H1N1?
La gripe A es una enfermedad que cursa de forma leve en la gran mayoría de las personas. Está producida por el virus influenza A/H1N1 del mismo género que el virus de la gripe común. Puede producir fiebre y síntomas como dolor de cabeza y muscular, malestar general, congestión nasal, tos y a veces síntomas digestivos (nauseas, diarrea).
La gripe A tiene los mismos síntomas que la de todos los años.

¿Cómo se contagia?
Como la gripe común, se contagia muy fácilmente porque se transmite a través del aire por medio de pequeñas gotitas que emitimos al hablar, toser o estornudar. Cuando hablamos de «pandemia» queremos decir que hay muchas personas afectadas, en muchos países diferentes. Eso se debe a que se trata de un nuevo virus A, y es más fácil el contagio.
Pero que sea muy contagiosa no quiere decir que sea más grave.

¿Cómo se diagnostica?
Existe una prueba diagnóstica rápida para distinguir tipos de gripe. Pero para el diagnóstico de la gripe A tienen poca sensibilidad (aproximadamente un 35%). Eso quiere decir que de 100 personas con gripe A sólo detectaremos a unas 35 (test positivo). La mayoría (65) darán un resultado negativo para gripe A. Es decir, que aunque se tenga un test negativo, si se tienen síntomas gripales la causa puede ser la gripe A.
Y lo que es más importante: las recomendaciones para cuidarse serán las mismas, independientemente del tipo de gripe. Por esta razón, no es útil hacer una prueba diagnóstica en una gripe leve o moderada.

¿Cómo puede evolucionar la gripe A?
Con los datos disponibles de los miles de casos detectados en todo el mundo hasta la fecha, se puede afirmar que la inmensa mayoría de las personas pasan esta gripe con síntomas leves o moderados. Se debe mantener una especial vigilancia de la evolución de los síntomas en personas con enfermedades crónicas descompensadas, niños menores de seis meses y en pacientes de riesgo más elevado (inmunodeprimidos).

¿Cómo podemos actuar para prevenir el contagio?
Las recomendaciones básicas son dos:
1. El lavado de manos frecuente (por ejemplo, lavarse las manos 10 veces al día ha demostrado disminuir a la mitad el riesgo de contagio).
2. La higiene respiratoria (toser o estornudar sobre un pañuelo de papel desechable y lavarse las manos a continuación, toser o estornudar sobre el brazo si no se dispone de pañuelo para evitar el contacto con la mano, evitar el contacto cercano o íntimo cuando los síntomas de la enfermedad son evidentes).
No está claro si el uso de mascarillas evita la propagación de la epidemia. Solo se recomienda usarlas a las personas enfermas mientras están en contacto con otras personas y a sus cuidadores. Igualmente no se ha aclarado si el uso de fármacos como oseltamivir (Tamiflu®) o zanamivir (Relenza®) puede prevenir el contagio. Existen algunos estudios en instituciones cerradas y contactos familiares con beneficios muy pequeños. Teniendo en cuenta que se trata de una gripe leve y que estos fármacos tienen efectos secundarios, en general, no se recomienda su uso.
La vacuna contra la gripe común no funciona para la gripe A. Aún no se ha terminado de desarrollar una vacuna para la nueva gripe con totales garantías de seguridad y efectividad. La situación actual, en relación con el número de personas afectadas y el número de muertes, no justifica una alarma social.

¿Qué hacer si aparecen síntomas?
Los síntomas son los mismos que los de la gripe de todos los años. La gripe, como dice la sabiduría popular, “dura siete días con tratamiento y una semana sin él”.
Deben solicitar atención médica aquellas personas que tengan molestias graves: dificultad al respirar, dolor importante en el pecho, alteraciones de la conciencia (sensación de aturdimiento o desmayo), un empeoramiento repentino o un empeoramiento pasados 7 días del inicio de los síntomas. En el caso de los niños, la edad inferior a 6 meses, la respiración acelerada o la fiebre que dura más de tres días ( 72 horas) hace recomendable evaluación médica.
Pero probablemente la mayor parte de las personas tendrán síntomas leves y acudir al médico no aportará ningún beneficio. Todo lo contrario: la saturación de los centros de salud y hospitales puede dificultar una correcta atención a enfermos graves por la gripe o por otros problemas de salud.
Por ello, las personas sanas que presenten un cuadro gripal sin ningún dato de complicaciones pueden realizar un autocuidado con garantías en sus domicilios con las medidas habituales: buena hidratación, buena alimentación y buena higiene.
Si uno está enfermo, los cinco primeros días conviene no acudir a lugares muy llenos de gente para evitar contagiar a otras personas. Y recordar las medidas recomendadas: no “toserle” a nadie, estornudar en la manga o en un pañuelo de un solo uso y lavarse las manos varias veces al día.

Si aparecen síntomas, ¿es necesario tomar algún tratamiento?
Aunque la fiebre no es peligrosa en sí misma, los antitérmicos como el paracetamol o ibuprofeno pueden ser útiles para aliviar el malestar que produce. Los medicamentos antivirales han demostrado muy poca eficacia en las infecciones por virus gripales comunes, disminuyendo menos de un día la duración de los síntomas. Respecto a esta gripe no hay estudios que demuestren su eficacia.
Por estas razones, su uso deberá ser restringido a los pacientes que sufran complicaciones o aquellos con alto riesgo de sufrirlas. En un paciente sano, los riesgos por los efectos adversos del fármaco pueden superar a sus beneficios.

¿Y en el caso de embarazo?

Siempre se ha sabido que el embarazo supone un pequeño incremento del riesgo para las complicaciones de la gripe (cualquier tipo de gripe). En caso de fiebre o síntomas de gripe, es recomendable consultar con un profesional sanitario. De todas formas el riesgo sigue siendo bajo y la gran mayoría de los embarazos transcurrirán de forma saludable.

Conclusión
Durante la pandemia de gripe A seguirá habiendo infartos de miocardio, apendicitis, insuficiencia cardiaca, diabetes, crisis de asma, enfermedades psiquiátricas, fracturas de cadera, accidentes y muchas otros problemas de salud que requieren atención de los profesionales de la salud.
El comportamiento sereno, paciente y tranquilo de los pacientes, los medios de comunicación, los profesionales sanitarios, los dirigentes políticos y los cargos con responsabilidad en planificación y gestión del Sistema Nacional de Salud son esenciales para que funcionen bien los servicios sanitarios y estos puedan dedicarse a los enfermos que lo necesiten.

Podréis encontrar más información (videos, textos en traducido a los otros idiomas oficiales del estado y otras lenguas, documentación científica, etc.) en http://gripeycalma.wordpress.com (y provisionalmente también en http://www.infodoctor.org/rafabravo/calma/). Nuestro correo electrónico es calmagrip@gmail.com.

Este blog publicará próximamente un decálogo de medidas prácticas de carácter organizativo. Los profesionales situados en el primer lugar de atención proponen esas medidas a las administraciones sanitarias ante un previsible aumento de la demanda y actividad asistencial de los servicios sanitarios por la gripe A.

Hemos colaborado en la elaboración de la campaña divulgativa y los documentos informativos los siguientes blogs:
Amantea: http://amantea.blogia.com/
ATensión Primaria: http://atensionprimaria.wordpress.com/
Bloc d´un Metge de Familia: http://metgedefamilia.blogspot.com/
Blog de los farmacéuticos rurales: http://www.farmaceuticosrurales.blogspot.com/
Crónicas de Mil en Uno: http://milenuno.blogspot.com/
Docencia en Plasencia: http://docenciaenplasencia.blogspot.com/
El blog de saname: http://elblogdesaname.blogspot.com
El consultorio: http://ccbaxter.wordpress.com/
El cuaderno de Epidauro: http://elcuadernodepidauro.blogspot.com/
El Gerente de Mediado: http://gerentedemediado.blogspot.com/
El Supositorio: http://vicentebaos.blogspot.com/
Equipo CESCA: http://www.equipocesca.org
GIPI: http://www.infodoctor.org/gipi/
Humana: http://medicablogs.diariomedico.com/humana/
Inquietudes en Primaria: http://medicablogs.diariomedico.com/inquietudesap/
Medicina y Melodía: http://medymel.blogspot.com/
Médico Crítico: http://medicocritico.blogspot.com
Mi Pediatra: http://mipediatra.tk
Miles de piedras pequeñas: http://megasalva.blogspot.com/
Mondo Medico: http://mondomedico.wordpress.com/
Nemo Contra: http://nemocontra.blogspot.com/
Pediatra de cabecera: http://pediatradecabecera.com/
Pediatría basada en pruebas: http://www.pediatriabasadaenpruebas.com/
Pella de Gofio del Dr Bonis: http://pelladegofio.blogspot.com/
Pharmacoserías: http://pharmacoserias.blogspot.com

Polimedicado: http://polimedicado.blogspot.com/
Primum non nocere: http://rafabravo.wordpress.com/
Quid pro quo: http://borinot-mseguid.blogspot.com/
rqgb’s point of view: http://rqgb.wordpress.com/
Salud Comunitaria: https://saludcomunitaria.wordpress.com/
Salud con cosas: http://saludconcosas.blogspot.com/
Saludyotrascosasdecomer: http://saludyotrascosasdecomer.blogspot.com/
Saludyotrascosasdevivir: http://www.proyectonets.org
Sinestesia Digital: http://sinestesiadigital.blogspot.com

Gracias.


¿Crisis? ¿Qué crisis?


333 millones se va a gastar el gobierno en combatir la epidemia de gripe A en nuestro país. «Nos» vamos a gastar. Si fuera el doble, sería la cifra del diablo. 333 millones pedidos en un crédito extraordinario. No dicen a cuánto estará el tipo de interés para esta operación, que podemos denominar «de riesgo» financiero. Ni a qué banco le han pedido el crédito. Ni muchas otras cosas.
En qué se gastará el dinero:
  • 270 millones de € en vacunas. A GSK y Novartis. En unas vacunas que no sabremos aún si su balance riesgo beneficio será tan favorable como para que lo aprueba la Agencia Europea del Medicamento (EMEA). Los medios dicen que el gobierno dice que se pondrá a disposición de los ciudadanos cuando este organismo «dé luz verde». Como si el aprobado fuese una mera cuestión administrativa, un simple papel (menos mal que Don José, el secretario general de sanidad, lo tiene un poco más claro). ¿Y si por casualidad «la vacuna» falla y no cumple con criterios para ser aprobada? ¿Será capaz la EMEA de mantener su independencia? ¿Le devolverá el dinero GSK y Novartis a nuestro gobierno? Una vacuna que la OMS asegura que será segura (valga la redundancia) (y sino, ya se encargarán de «asegurarla»). Una vacuna que unos piden ponérsela y otros no la quieren ni ver. Mientras tanto, unas por precaución no quieren ir a trabajar, y a otros les obligan. ¡De locos de remate, no me digan!
  • 50 millones para comprar antivirales. Los beneficiarios serán otra vez GSK (Relenza) y Roche (Tamiflu). Para gastarlo en comprar antivirales para tratar (no lo pongo en duda) a quienes probablemente los necesiten, pero por si acaso, y por mor de la medicina y la gestión defensiva que inculcan los protocolos, también a diesto y siniestro, por el simple hecho de la sospecha de gripe.
  • 1 millón de euros (UN MILLÓN) para el almacenaje de las vacunas y tratamientos comprados.
  • 12 millones en una campaña de comunicación. Me imagino que será para anuncios en la tele, prensa escrita y radio (ya tienen preparadas las cuñas de radio), y para editar los folletos. Cuadrípticos que incumplen una por una las recomendaciones para elaborar folletos de promoción de la salud, ya que están llenos de palabras, en letra pequeña e interlineado simple, apelmazadas y llenas de tecnicismos (inmunizados, enfermedades neuromusculares y hepáticas, contraindicaciones, etc.), no validados por la población y poco legibles para el grueso de pacientes a los que va dirigido, entre otras cosas y sin entrar en sus contenidos.
Desde aquí agradecemos el esfuerzo que el gobierno, el ministerio y el consejo interterritorial están haciendo por llevar a cabo tal ejercicio de transparencia y gestión eficiente de los recursos ante tal amenaza que nos acecha.
NOTA DE LA REDACCIÓN DE SALUDYOTRACOSASDECOMER: A la hora de las brujas de mañana noche, más sobre la gripe, aquí y en muchos otros sitios más. ¡Permanezcan atentos a las pantallas!
(Imagen extraída del blog «Social by Design«).


Formas de afrontar la gripe A


La semana pasada volvía de vacaciones la administrativa de la Unidad Docente. Días antes, coincidiendo con el vuelo de regreso procedente de un país caribeño (que envidia!), comenzó con fiebre alta, cefalea y malestar general con dolorimiento osteoarticular; el cuadro le duró unos 4 días, según me contó.

Es difícil no acertar que el cuadro corresponde a un caso de gripe. Y por el contexto epidemiológico actual, de gripe A. Ella lo sabía, y para no ser víctima de la cascada diagnóstica y terapéutica que establecen los protocolos, no dijo nada a la tripulación del avión ni luego al tomar tierra a los funcionarios de aduanas ni a los trabajadores de AENA.

Como no todos los pacientes reaccionan de la misma manera, y como parece hasta lógico que lo habitual sea dejarse llevar por el pánico actual e incluso reclamar pruebas y medicinas para esta nueva gripe, me resultó curioso su forma de afrontar la situación. Y le pregunté porqué.

¿No decís los médicos que esta gripe es como la gripe de toda la vida? ¿Para qué iba a decir nada, para que me aislaran y me miraran como un bicho raro? Yo me fui a mi casa y me quedé allí hasta que la fiebre se me fue pasando. Lo único que maldigo ¡es que me pasara durante las vacaciones!

Pues eso…

(Imagen extraída del post «¡Qué pesaditos los de la pandemia!«, de «Mafius Blog»)

Pero no queda ahí la cosa. Leemos una noticia en Ecodiario. Ojo a las palabras clave (en negrita):
El catedrático de medicina interna de la Universidad de Valencia, Rafael Carmena, manifestó hoy que «es importante» que los obesos se vacunen contra la gripe A, dada sus problemas «para la ventilación pulmonar», lo que ocasionaría «dificultades de defensa» contra el virus H1-N1, con un «tropismo especialmente intenso hacia los pulmones».
Además, el experto explicó que en las personas obesas es «muy frecuente encontrar déficit de vitamina D en sangre» a causa de su «secuestro» por parte del tejido adiposo, cuando es esta vitamina la que «regula el sistema de las defensas inmunes del individuo». Por ello, una persona obesa que tenga menos vitamina D en la sangre de lo aconsejable ve reducida su «capacidad de defensa frente a agresiones externas».
Estas declaraciones fueron realizadas por Carmena en una rueda de prensa en la que también intervinieron el catedrático de Medicina Interna de la Universidad Complutense de Madrid y presidente del Instituto Danone, Manuel Serrano-Ríos, y el doctor en Farmacia José Antonio Mateo, que participan en la Escuela de Nutrición ‘Francisco Grande Covián’. ‘Nutrición y Salud Pública. Desde la Antropología a los alimentos funcionales’ de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Sólo un dato: Densia contiene Vitamina D. Actimel «dicen» que estimula las defensas. Ambos son de Danone. ¿Coinciden las palabras marcadas en negrita?
Sin palabras me quedo…