Golosinas


Convertir una cuestión menor en una enfermedad tiene un inconveniente: que la gente no quiere sentirse enferma. Y tampoco quiere comportarse como un enfermo. Tomarse una pastilla es de estar enfermo. Tomarse una gominola no.

Eso es lo que deben haber pensado las empresas farmacéuticas, que han tomado buena nota de los deseos de los consumidores, y tal y como nos afirma un urólogo en su blog, están pensado formas de presentación “más divertidas” para sus medicamentos para los problemas de erección.

Claro, que de ésto a que todos piensen que tomarse viagras con forma de caramelo no puede nunca ser malo puede haber sólo un paso…

Pero por otro lado, puede que no sea mala idea. Hablaré con la farmacéutica del pueblo para que se haga acopio de paquetes de golosinas. Y cuando alguien venga a la consulta demandando un remedio infalible para un problema menor o una queja nimia le extenderé una receta de “Golisinim Forte-D”. Lo mismo alguien se percata del fraude y me llevan a la cárcel, pero al menos conseguiríamos durante un tiempo que la gente viva más feliz y contenta…

(Foto: Chuches, por Ana Yacobi)



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s