Cobayas humanas de ayer y de siempre


Comentaba el otro día el maestro Juan Gérvas en Granada que los medicamentos para los países ricos se solían probar en los países pobres. Lo cierto es que este hecho constituye en sí una de las grandes injusticias de la ciencia contemporánea, y motivo más que suficiente como para sentir vergüenza, e incluso náuseas.

Tuskegee queda lejos en el tiempo y en la memoria. Por fortuna, al menos -¡ay, muy tarde, demasiado, para algunos!- hubo indenmizaciones y reparación histórica. Pero no sólo los negros de Alabama fueron los utilizados como cobayas humanos. En Guatemala llevan años pidiendo una reparación de los daños. Piensa el señor Obama que sólo con unas bienintencionadas palabras son suficientes (para evitar soltar el dinero), cuando lo que les han robado a muchos enfermos mentales y prisioneros es la misma vida. Hartos de palmaditas en la espalda, han demandado al mismísimo gobierno estadounidense, buscando que la justicia les de lo que los representantes políticos les niegan y reparar lo que los investigadores les robaron.

Pero no se crean ustedes que las miserias y crímenes de la ciencia son cosa del pasado. Ahora quizá los abusos son más sutiles, menos sangrientos, pero igualmente injustos, execrables y con tendencia a cebarse en los más desfavorecidos.

En Estados Unidos, país del cuarto mundo, es práctica común que determinadas clínicas privadas ofrezcan servicios gratuitos o a bajo precio a gente sin recursos para realizar sencillas operaciones quirúrgicas, como quitar juanetes o sacar muelas. ¿Cuál es el truco? Pues bien sencillo: dichas clínicas trabajan como reclutadoras de pacientes para ensayos clínicos de tratamientos para el dolor postquirúrgico. Bajo el reclamo, incluso en prensa escrita y en foros en la red, no sólo de la operación gratis y todos los servicios médicos que ésta incluye, sino de compensación económica adicional, muchas personas de bajo poder adquisitivo ven en ello una manera de acceder a servicios médicos que de otra manera no podrían costearse.

Esclavos de hoy en nombre de la ciencia de siempre.

(Slaves, ex-slaves and the children of slaves in the americican south 1860-1900 (18), por Okinawa Soba)

Entrada dedicada al Maestro Gérvas.


3 comentarios on “Cobayas humanas de ayer y de siempre”

  1. Patter dice:

    ¡Ostras! No tenía ni idea de esto de los EEUU en Guatemala. Para mí esto está a la misma altura (execrable) de los experimentos de Josef Rudolf Mengele (Dr Muerte). Apoyo incondicionalmente la denuncia. Otra cosa es, creo yo, la otra parte comentada en la entrada; donde entra en juego el poder de decisión de quien se presta voluntariamente y a sabiendas, a cambio de beneficio económico, a ser parte de un experimento. Aunque no se bien que pensar, porque no creo que sea muy libre (o todo lo libre que podría ser) la decisión de alguien atenazado por una situación económica mala. Por otra parte por lo menos no son obligados, no sé…

  2. Enrique Gavilán dice:

    Patter,
    La cuestión de lo segundo es que las personas que entran en estos ensayos clínicos es porque no tienen seguro médico que les cubra, como aquí. Por eso se ven obligados a entrar en este tipo de ensayos clínicos. O sea, que el sistema sanitario facilita que haya ciudadanos de segunda que son carne de cañón para probar en ellos los efectos de los medicamentos.
    En definitiva, lo que ocurre es que tanto en EEUU como aquí y en Pekín, los que entran en los ensayos clínicos no son los más pudientes, sino los más desfavorecidos. Una de las expresiones de las desigualdades en salud.
    Saludos

  3. Saúl dice:

    Excelente labor denunciando tantas cosas que tan poca gente sabe. Estaré siempre pendiente de este blog ahora que lo conozco, y los enlazaré en mi Blog de Curar Miopía. Saludos!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s