Chicos malos


El pasado viernes, también en la facultad de medicina de Granada, un par de horas antes de la inauguración de las Jornadas “Dueño de mi salud“, evento organizado por una de las tres asociaciones de estudiantes de dicha facultad, IFMSA-Granada, se clausuraba un congreso de estudiantes organizado por otra de las asociaciones. Un congreso “como dios manda”, con un comité de honor compuesto por personalidades del mundo académico y colegial, con chicos con corbata, con patrocinadores institucionales (universidad y colegio de médicos) y colaboraciones de empresas varias (laboratorios farmacéuticos incluido).

Motivos, intuyo, más que suficientes para que el congreso tuviera lugar sin más problemas en la sede donde pertenecían SUS organizadores, la propia facultad de medicina. Cosa que no les sucedió a los “chicos malos” de IFMSA, que tuvieron que recurrir a la facultad de derecho y a una asociación de vecinos para que les cedieran espacios para el debate que deparó las jornadas del sábado y el domingo. Y es que ni pagando al parecer les dejaban las aulas en SU facultad. ¿Política de contención de gastos o discriminación? ¿Así trata la universidad a los “chicos malos”?

Por lo pronto, Sergio Minué, Javier Padilla, Juan Gérvas y el firmante mandaremos una carta de protesta al decano de la F. de Medicina, al vicerrector y al rector de la Universidad de Granada, y a la mismísimos consejeros de salud y educación si hace falta, para expresar nuestro malestar y profundo desacuerdo por el trato tan indigno que dispensan desde dicha facultad a SUS alumnos.

Lo peor de todo es que si ya desde la universidad se premia a los chicos buenos y se maltrata a los malos, ¿qué deparará el futuro inmediato, tanto en la formación especializada y en el futuro laboral, a estos futuro galenos?

(Enhorabuena, amigos y amigas de IFMSA-Granada. No sólo habéis dado una lección de saber organizar eventos científicos de buen nivel, no sólo sois maravillosos anfitriones, no sólo sois magníficos y activos participantes, sino que además habéis dado un patadón -elegante y sin acritud- en los mismísimos a todo el mundo académico. Por todo ellos sois todo un ejemplo a seguir. Gracias.)


10 comentarios on “Chicos malos”

  1. Juanma dice:

    Lo cierto es que las aulas se niegan no por ser “malos” o “buenos”, sino por ser en fin de semana. Es por eso, y hablo intentando ser objetivo, que el Viernes sí se pudieron hacer las Jornadas Dueño de tu Salud en la Facultad de Medicina (y la clausura del Congreso), pero no el Sábado ni el Domingo.

    Otra cosa es hablar de la simpatía que cada uno de los comités organizadores pueda despertar, o de lo ABSURDA que es una política de “contención del gasto” que castiga las iniciativas y la creatividad desde, por y para el alumnado (son muchas horas de romperse el culo por querer hacer Universidad).

    Pero eso es harina de otro costal, y da para cocer muchas barras. El caso es que no creo que se hayan negado las aulas por “malos”, si no por la absurda deriva de la Universidad hacia algo que huele a leche podrida. Eso sí, cuando conviene se pueden hacer excepciones…

    Con maldad y agradecimiento, Enrique

  2. maría del mar dice:

    ¡Hola Enrique! Ante todo, MUCHAS GRACIAS por tu sesión, por tus aportaciones, por la humildad con la que las desarrollastes y por las ganas que me inyectaste de estudiar y de disentir.

    ¡Y a disentir vengo! (pero sólo un poquillo). Pertenezco a IFMSA-Granada desde hace un par de años largos. Tenemos una relación más que cordial, amistosa y, en algunos casos, íntima con varios miembros de la asociación Ramón y Cajal que por novena vez ha tenido a bien fomentar el desarrollo de su congreso anual.
    He de decir que, de cerca conozco la situación de estos “chicos buenos” y, por desgracia para algunos, habría que denominarlos más bien como “notanbuenos” por ser críticos con el sistema de nuestra facultad y algunos activos en juntas de centro y comisiones de curso, delegación…
    Las presiones y chantajes que ha sufrido el comité organizador del congreso por parte de las altas instancias de la facultad, entrometiéndose en comités organizadores oficiales en el abstract sin haber movido un dedo y autocolocándose frente a mesas redondas y en los centros de las mesas de madera y de las fotos es ya de juzgado de guardia.

    Les ponen trabas, igual menos visibles, igual menos de llevarnos las manos a la cabeza. E igual es porque no está bonico que Pfizer sepa que en la facultad no se apoya el proyecto que financia, no vaya a ser que nos quedemos sin que se nos vincule con esta gran farmacéutica que trabaja por un mundo más sano, no vaya a ser que resulta que tiene más peligro la repercusión mediática que desde ella puedan dar de la situación actual de esta nuestra Universidad. (Seguro que tras las entradas de Javi, Minué y su señoría sobre nuestra patética situación, se lo repiensan más y mejor en futuribles ocasiones).

    El caso es que el año pasado [puede que coincidiendo con que en el Congreso se organizó una interesantérrima sesión sobre la nueva Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo aséptica en lo religioso y objetiva en lo legal y en ella se fue crítica con nuestros mandamases] se creó desde el Decanato una comisión supervisora para las posteriores ediciones del evento. En esta comisión había alumnos de la facultad, ninguno pertenecía a la asociación Ramón y Cajal. Sí, tenemos a la policía en casa, compañera de pupitre (y luego hablan de corporativismo, oiga).

    También tienen problemas para el reconocimiento de sus cursos y la cesión de los espacios.
    A mi me da que si no ha habido decretazo y portazo en las narices es por miedo a la mala publicidad, no por las ganas que les tienen.

    En estos tiempos en los que desde IFMSA sacamos tantas y tantas jornadas de calidad con subvenciones públicas y autogestión (y sin casi cobrar), no comprendo, ni comparto ni entiendo que se acuda a las farmacéuticas para subvencionarse. Ellos han elegido esa vía y libres son de hacerlo así, como lo es todo aquel que en un debate o mediante una ponencia quiera allí levantar su voz y decir que él pasa de coger ningún boli.

    Y termino, que me estoy pasando:
    Nuestra junta directiva decanal controla el márketin de manera asombrosa y ha conseguido que desde fuera parezca que apoya ciertas iniciativas de alumnos, pero la realidad es que sólo nos utiliza para aparecer en reseñas de revistas o memorias de actividades de la facultad. Y tontos somos que nos dejamos utilizar con el fin de cumplir nuestros objetivos.
    Aquí los protagonistas tienen que ser los ilustrísimos hasta para decir que los protagonistas somos los alumnos. Y es que sí, les sobramos, sobre todo los activos y, más que nada los críticos, los periféricos. Por desgracia dicen que el tiempo es circular, ¿no?

    • Enrique Gavilán dice:

      MariMar,
      Creo que no merezco el tratamiento de “su señoría”. En mi ánimo no estaba tutelar vuestra labor, sino colaborar en ella desde la distancia y la humildad (tanto que me considero uno más y al mismo nivel que vosotros, e incluso inferior, si me apuras).
      Por lo que veo en tu comentario y en el de otros compañeros tuyos la cosa tiene mucha más miga de la que me imaginaba, pero en el fondo de la cuestión está el hecho de la falta de transparencia y de cultura democrática de los órganos de gobierno universitario. El que os hayan puesto trabas, a los del Ramón y Cajal y a vosotros, es sólo, por lo que parece, anecdótico. Creo que el que os pongan “comisiones de supervisión” y otras medidas creadas ad hoc para controlar lo que hacéis o dejáis de hacer es motivo más que suficiente para alzar la voz en tono de protesta, y si mi voz puede contribuir en algo a que eso cambie pues bienvenido sea.
      Besos y hasta la próxima.

  3. Ricardo dice:

    Bueno, si el congreso hubiese sido en fin de semana, habría que ver si les hubiesen dejado abrir la facultad a la Asociación Ramón y Cajal (que igual tampoco, oiga)
    Porque el hecho de que sean en fin de semana lo que propicia es justamente que se puedan negar. Es decir, primero valoran si lo que se propones es de interés, y después te dicen que les pagues. Entre semana eso NO lo pueden hacer. No es que no quieran.
    En esta ocasión, no dieron ni la oportunidad de pagar a sus alumnos. Las jornadas no eran de interés. Para que sean de interés tienes que hablar de salud militar, del aborto desde una perspectiva creacionista, etc. O igual es que directamente no les interesan las Jornadas, de ningún tipo. Al fin y al cabo, para determinadas personas, el alumnado es un ente abstracto que estará 6 años, pasará, y del cual nos olvidaremos, y no la razón de ser de la Universidad. Esa razón de ser es el equipo decanal.
    Gracias por vuestro apoyo, Enrique.
    Un saludo.

  4. Luis dice:

    D. Enrique, si se hace una iniciativa abierta, este humilde servidor sumaría su firma a una carta al Decanato que demandase mayor sensibilidad en el futuro.
    Como estudiante inquieto que fui (y sigo siendo), sé de las muchas dificultades que se ponen delante de quien tiene iniciativas. Siento un cariño especial por los movimientos estudiantiles en Medicina por razones biográficas; y con independencia de que pueda estar más o menos de acuerdo con lo que unos u otros propongan en algún momento, debe haber un término medio entre la “barra libre” que yo disfruté (porque nos la habíamos currado) en mis tiempos, que todos teníamos llave de la Facultad para entrar en fin de semana, y la situación que se ha planteado en Granada.
    Luis Ramos
    Presidente IFMSA-Spain 1992-1994
    IFMSA International Honourary Life Member

  5. ¿Derecho al pataleo? dice:

    Por escribir bastante menos que eso -y en documento interno- mis compañeros IFMSA-ros me dijeron (tiempo ha) de forma mucho menos elegante que Maria del Mar que amigos así en sus filas los quieren en la hoguera no vaya a ser que el decanato o el rectorado retire sus ayudas…
    Tantos años luchando por que las farmacéuticas nos hicieran caso y sacar fondos para los proyectos para que ahora se abomine de ellas (y de los proyectos que se podría hacer con los fondos).
    Pero en fin, qué alegría comprobar que la Educación Médica cogió pista y ya no es la “hermana pobre” de la extinta AIEME, hoy IFMSA-Spain.

    Ánimo chicos, que cosas de estas no os desanimen… y me refiero a textos incendiarios….

    • Ricardo dice:

      Bueno, supongo que la mentalidad evoluciona. En IFMSA-Spain ha habido una suerte de revolución ideológica en los últimos 4-5 años que han determinado que hoy en día podamos declarar, con la cabeza bien alta, que no tenemos financiación de ninguna empresa farmacéutica.
      Y si tenemos que hacer menos proyectos, o quebrarnos la cabeza buscando financiación pública, es porque creemos, entre otras cosas, que podemos tener conflicto de intereses a la hora de hablar de ciertos temas; o que creemos que muchas de estas empresas farmacéuticas violan sistemáticamente derechos humanos en países no-europeos, sólo por llevar a cabo determinadas prácticas clínicas para determinados estudios de eficacia.
      También creemos que llevar una política de austeridad en nuestros proyectos y reuniones favorece que no tengamos que recurrir a ese tipo de financiación.
      En fin, todo esto para decir que todos los que alguna vez hemos estado en alguna Junta Directiva de IFMSA-Spain, o de AIEME, vemos, con alegría unas veces, con tristeza otra, la inexorable renovación que se lleva a cabo, pero esto no debe ser óbice para el victivismo y la crítica, máxime cuando esta renovación se hace en base a profundos debates y reflexiones internos, y tienen como consecuencia la adopción de una actitud, creemos, que nos permite adoptar una posición éticamente más sostenible ante los problemas con que nos topamos en el día a día de nuestra profesión.
      Un saludo,
      Ricardo López.
      de otra JD, de no hace mucho.🙂

  6. anaisbel88 dice:

    Hola Enrique. Primero mil gracias por ayudarnos a levantar la voz, por tu colaboración en las Jornadas y por este blog al que estamos más de uno tan enganchados.🙂
    Y segundo, quería escribir para insistir en que lo que dicen Juanma, Maria del Mar y Ricardo es cierto. Pero también que creo que la diferencia entre los supuestos “chicos buenos y malos” está en que unos consideran que merece la pena invitar a sus señorías a presentar y clausurar un congreso/curso/ jornadas, mientras que otros (“los malos”) no queremos pasar por el aro porque, ni lo vemos necesario, ni nos encontramos a gusto entre tanta pompa, ni (supongo que la mayoría de nosotros) nos sentimos identificados con el equipo decanal.
    La cuestión es que ambas asociaciones tenemos que soportar trabas innecesarias. Por ejemplo, Ramón y Cajal celebró en el primer cuatrimestre un curso de Parasitología molto interesante (al que acudí) ENTRE SEMANA y no pudieron hacerlo en la facultad porque tuvieron la ¡¡¿desfachatez?!! de contar primero con profesores de parasitología de la facultad de Ciencias antes que con los de Medicina. Y aunque esto que afirmo sólo le podéis dar el nivel de evidencia de un rumor de pasillo, lo que sí es cierto y puedo demostrar es que a dos días de que empezara dicho curso no tenían aula para uno de los días y la facultad de Medicina finalmente NO les cedió ningún aula entre semana.
    Así que otra diferencia es que, mientras que a ellos les torearon y no parece (que yo sepa) que se hayan quejado, a nosotros “los malos” nos han toreado también y NO nos vamos a callar. Yo al menos. Y por eso agradezco tantísimo que nos apoyes, Enrique.

    PD: ¡¡qué alegría que por fin se empiece a saber lo que se cuece en esta facultad!!

  7. jesus dice:

    Suscribo lo que mis compañeros han comentado.

    Gracias Enrique y en general a los ponentes por la iniciativa. No sé lo que se conseguirá con respecto a nuestra facultad.
    Sin embargo, es esencial que nos recordeis que fuera de lo académico todo continúa. Y continua con mucha gente con ganas…
    He visto gente llena de energía y con el único interés de trabajar por una facultad viva y crítica dejarse TODAS sus fuerzas en impedimentos, dificultades, cuestas y más cuestas.
    A veces, estas facultades son capaces de apagar-nos cualquier resto de ilusión, ganas de cambiar cosas y trabajar.

    Gracias

  8. […] yo lo valgo. Pero volvamos a ver el vaso medio lleno: el otro día Enrique Gavilán nos contaba su experiencia en las Jornadas “Dueño de mi Salud”, organizadas por IFMSA. Y la semana que viene […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s