El motor de la industria se calienta


(Yo sigo erre-que-erre con mis temas favoritos, ustedes me perdonarán).

Convertir a la industria farmacéutica en un motor de desarrollo económico y social. Este es el objetivo del sugerente informe presentado en esta semana por los laboratorios farmacéuticos. Documento que se suma al que nuestro ilustre exministro, el viejo amigo Bernat Soria, está ya al parecer preparando.

El documento, conocido como  “Informe Moya-Angeler”, ha sido elaborado con la colaboración de figuras estelares del firmamento sanitario español, entre los que hay otros exministros (Ana Pastor, Manuel Pimentel y el patrono de la fundación de una empresa del sector –Julián García Vargas-), presidentes y directores de empresas consultoras y, como no, de laboratorios farmacéuticos, presidentes de sociedades científicas y de organizaciones colegiales, autoproclamados “representantes” de pacientes, afamados abogados, gerentes de áreas de salud, académicos y algunos clínicos.

¿Y de qué va el informe? No hace falta imaginarse mucho. Básicamente, hay dos objetivos declarados y una meta final en la sombra. Los objetivos declarados son 1) intentar “recordarnos” lo necesarios que son para la economía de este país, y 2) acercarse de nuevo a la administración sanitaria con la excusa de buscar un “partenariado” público-privado (PPP para los amigos) que permita llevar a cabo un trabajo conjunto entre los distintos agentes para alcanzar objetivos comunes que no sería posible lograr de manera individual.

Pero, señores, no somos tontos. Sabemos que el objetivo último es otro. Simplemente tratar de asustarnos a todos de que si les recortamos sus ansiados beneficios, nuestro querido sistema nacional de salud (elmejorsistemadesaluddelmundo) se va a hundir en los infiernos…

No es casualidad, señores, que este informe salga a la luz ahora (ni dos meses hace que el gobierno decretara los recortes en los precios de los medicamentos), aun cuando fuese elaborado en ¡Octubre de 2008!

Pero, tranquilos, que el gobierno no cederá (por favor, antes de acusarme de pelota y de tener carnés que no tengo, lean esto con su intencionado tono de ironía). A pesar de que Pepe Martínez Olmos estaba en el momento en que se presentó el informe, éste ya ha declarado que como mucho no sacará más conejos de la chistera (ergo, no recortará más los precios)…

Veremos si el pretendido y escenificado ni contigo ni sin tí entre la industria y el ministerio no deriva en una nueva claudicación del segundo y en la consecuente y urgente necesidad de recurrir al copago para salvar las cuentas de papá-Estado.

(He de reconocer que me fascinan estos movimientos de tablero de ajedrez…).

Saludos


2 comentarios on “El motor de la industria se calienta”

  1. gerineldo dice:

    Así me encantan los post: valientes, con lectuas profundas, con fina ironía… y si alguien piensa si tienes o no carne de lo que sea (supongo que de conducir sí tendrás, ¿no?). Hay que escribir con un par de huevos del nido de gavilán… y si hace falta, no dejar títere con cabeza. Enhorabuena y di lo que creas que debas decir… o mejor dicho, escribir.

  2. […] motor de desarrollo económico y social". Un agudo análisis del texto se puede encontrar en esta entrada del blog de Enrique Gavilán. Nosotros solo hacemos una reflexión: el informe es de octubre de […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s