La confidencialidad y la telebasura, incompatibles


Como habitualmente no veo la tele no me doy cuenta de la cantidad de información-porquería que la inunda. Pero lo que el otro día vi de refilón en Antena 3 no tiene desperdicio.

Interrumpen “espontáneamente” el programa para “informarnos” de un hecho que “va a cambiar la historia de nuestro país (literalmente). El acontecimiento no es otro que… el ingreso en un hospital madrileño privado de la novia del hijo de un ex-torero, hijo que parece ser que se ha declarado recientemente homosexual (y digo yo, ¡qué porras más da la vida de esta persona!), y novia que es la hija, a su vez, de un empresario ricachón que al parecer ha muerto hace poco. Todos los detalles para el morbo más bajo y pordiosero estaban servidos.

La cosa no queda ahí. Lo más grave, a mi juicio, está por llegar. La periodista aporta detalles insulsos de la vida privada y, atentos, datos del historial clínico de la paciente ingresada, como la fecha de ingreso, el motivo, las pruebas realizadas… Independientemente de quién filtrara esos detalles, independientemente del interés de la noticia, ¿dónde está el derecho a la intimidad de esta persona? ¿Dónde ha quedado la dignidad del periodismo con basuras como ésta? ¿Es ésto deber de información o manoseo de la vida privada y confidencial de los demás? ¿No hay límites a la información?

Una forma más de medicalizar la vida cotidiana es airear las miserias humanas del vivir y del enfermar como si fueran objetos de consumo de masas. La forma más vil e inhumana, quizá.


4 comentarios on “La confidencialidad y la telebasura, incompatibles”

  1. El problema es que nadie actúe de oficio y cruja a esos pseudoperiodistas. En cuanto empezaran a meter multas de 300.000 euros, ibas a ver qué pronto se cuidaban de no revelar datos de la historia clínica.

  2. Anna dice:

    Buff Enrique, tú mejor no pongas más la tele, porque se ve cada cosa…

  3. Victoria dice:

    Sólo parece que vende las miserias humanas, tanto programa de digos y diretes donde dar lástima y criticar destructivamente es lo que prima,… ¡qué pena! hay crisis de valores … no se que asignatura y a que nivel hay que investigar que se ponga para que la nueva generación sepa que hay que respetar , y donde empieza y acaba la libertad, no más abusos gratuitos de descalificaciones que devolverle el honor a una persona es difícil …
    Enrique si pudiéramos aconsejar y que nos hicieran caso….
    Saludos especiales. Victoria.

  4. gerineldo dice:

    Ufff… en mi cutre-blog de blogger di mi versión sobre confidencialidad e intimidad, en relación al ingreso del Rey por el nódulo pulmonar. Tema interesante.
    Dejo el enlace:
    http://foro-tarancon-emigrante.blogspot.com/2010/05/la-intimidad-y-confidencialidad.html


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s