Esta ronda la copago yo


La sostenibilidad del sistema sanitario, el gasto farmacéutico y el copago han sido términos que hasta ahora pertenecían al léxico de los gerentes y políticos sanitarios. También, aunque en menor grado, de los profesionales y trabajadores de la salud, por la cuenta que nos trae. Pero últimamente la crisis económica aprieta, y como hay que recortar de muchos lados la sanidad no iba a ser menos.

Mi suegro dice, acertadamente, que si la administración pública echa cuentas y entiende que puede ahorrar tantos millones de una partida presupuestaria concreta es que ese gasto era superfluo. Pero también lo son otros, como el excesivo gasto militar y las donaciones y subvenciones pública a la iglesia, aunque a estos poderes del estado no hay quien les meta mano ni en tiempos de crisis.

Por tanto, las palabras “sostenibilidad del sistema sanitario”, “gasto farmacéutico” y “copago” están a la orden del día, sobre todo parece ser que ésta última. Porque implica a la sociedad en su conjunto, a todos y cada uno de nosotros. Prueba de ello es que no para de salir en los medios tradicionales de comunicación. Y que los columnistas no dejan de escribir sobre este tema. Ahora es la escritora Espido Freire, la que nos recuerda que antes todos nos resfriábamos y nadie parecía resentirse de ello, y que ahora las gripes, esas tonterías que hace unos años significaban cuatro días en cama, se perfilan terribles, se tiñen de muerte. Son sólo unos breves ejemplos de que la sociedad ha cambiado, que no toleramos la frustración o el dolor o la enfermedad, que no queremos tener responsabilidades (sobre todo en materia de salud y de educación, cuestiones que antes casi sólo eran del ámbito doméstico) y que nos creemos con derecho a todo y sin obligación de nada.

Siempre me acordaré de lo que Rafa Cofiño nos escribía en un correo: venía a decir que en una reunión de una asociación ciudadana una abuela decía que antes las cosas de la salud se apañaban en casa. Pero lo hacían no por gusto, sino porque no había más remedio, porque no había recursos ni accesibilidad a cuidados sanitarios. Ahora que sí los hay ella prefería llevar a sus nietos al pediatra, aunque supiera que no era nada grave, porque si alguien ha puesto a aquellos médicos y enfermeras en ese centro es porque eso es bueno, ¿no?

En este contexto, hablar del copago es como ser del Madrid o el Barça, o eres de uno o del otro, o estás a favor o en contra. Como si fuera tan simple la cosa… Copagos existen, incluso para cuestiones tan básicas como el agua, que siempre hubo que pagarla pero que cae del cielo y no es de nadie en concreto. Al mismo tiempo, tenemos una radio-televisión pública (RTVE) que es gratuita, y sin anuncios (que nadie duda que ha ganado sin anuncios), aún cuando lo pagamos en gran parte por los impuestos entre todos (bueno, entre todos los honestos que pagamos impuestos). Nadie parece echarse las manos a la cabeza ni por una cosa ni por otra.

Parece más claro implantar fórmulas de coparticipación, como se le llama eufemísticamente. Muchos compañeros sanitarios las piden a gritos desde las puertas de las urgencias, por ejemplo. Aunque sepamos que el ticket moderador se haya mostrado ineficaz para recaudar e incluso para controlar la demanda. Más fácil que verdaderamente reparar las fugas del sistema sanitario, más fácil que asumir que muchas veces somos nosotros los que utilizamos ineficientemente los recursos que la sociedad nos deja administrar.

Pero también más fácil introducir el copago que asumir que más sistema sanitario no es más salud. Que buscamos soluciones donde no sólo no las hay sino donde además solemos generar nuevos problemas aún. Que la sanidad no siempre da salud a los ciudadanos, ni calidad de vida. Que la vida se enriquece con vida. Que la felicidad no la dan ni los fármacos ni diluyendo responsabilidades ni dejando de afrontar con valentía los problemas que surgen.

Decimos que los políticos sólo saben poner parches. Y es cierto. Pero tampoco nosotros sabemos hacer otra cosa que buscar atajos.


3 comentarios on “Esta ronda la copago yo”

  1. FernandoG dice:

    Perdona con mi monotema..
    Tu suegro tiene mucha razón.. es listo, no podía ser menos siendo el padre de su hija…
    Si podemos ahorrar, es que gastamos más de lo debemos.
    ¿Culpa de quién…?
    Pues en primer lugar de los que dan al imprimir o firman la receta.., cuando ello no está justificado por la MBE, por el SC (Sentido común…), o por la JC (justificación clínica..)
    En segundo lugar de los que van quéjandose de algo, y no sabes como salir y al final le das algo.. ( Se aplíca el artículo uno)
    Y en tercer lugar de los que debiéndo exigir que lo hagamos mejor, no nos da una colleja, bien dada, por hacerlo, y encima contratan con ajenos porque nosotros no lo hacemos bién o no trabajamos lo que pudiéramos..o debiéramos…
    Al final, la culpa es de quién abusa.., “usease”, de quien usa los medios sin necesidad, pero se lo hacemos pagar a todos, incluso los que se ponen enfermos de verdad, les ingresan en la UVI, e incluso se mueren, o esperan meses para una consulta que se podría hacer antes..
    Pero nunca es de quién está en su centro de trabajo ( no trabaja, que es otra cosa..), del orden de “X” horas a la semana ( fácilmente diez…) en jornada habitual.. aunque llegado el caso hace todas las “peonadas” necesarias..
    De esta me echan.. ( yo siempre haciendo amigos…)
    Un abrazo..

  2. […] Bilbao en Desde mi Balcón – Los comentarios en la entrada sobre el tema en salud comunitaria. -Enrique Gavilán en Esta Ronda la copago […]

  3. […] Bilbao en Desde mi Balcón – Los comentarios en la entrada sobre el tema en salud comunitaria. -Enrique Gavilán en Esta Ronda la copago yo Si tu hijo se mueve demasiado por el parque y trastea mucho y sin […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s