Vasos medios llenos y porcentajes de supervivencia


La lógica nos dice que un vaso medio lleno tiene el mismo contenido que un vaso medio lleno. Pero la lógica a veces no aporta datos que la sabiduría popular sí que percata. Por eso, no tiene sobre nosotros el mismo impacto una cosa que otra.

Igual puede suceder con las palabras “supervivencia” y “mortalidad”, como bien nos recuerda Gigerenzer en su libro “Decisiones instintivas” (que sigo leyendo, de a poquitos). Así, decir que una operación presenta una supervivencia del 90% es equivalente a comunicar que tiene un riesgo de mortalidad de un 10%: es la misma cifra pero expresada de diferente manera. Sin embargo, la primera está encuadrada en un marco positivo y la segunda en uno negativo o pesimista. El impacto sobre el ánimo del que lo escucha es diferente.

Pero no queda ahí la cosa, según este autor. Si se usa un marco optimista, en realidad es como si el médico estuviera induciendo al paciente a optar por la operación, ya que dimensiona su posibilidad de éxito: es una forma de persuadir al paciente para que acepte la solución que le ofrecemos como la más válida. Esta táctica la conocen perfectamente bien los especialistas de marketing que diseñan las estrategias de venta de los fármacos.

Lo que en realidad no debemos olvidar, de todas formas, es que el porcentaje de supervivencia, a la larga, de todo ser viviente es, queramos o no, cero… Aquí no hay marcos. Es la cruda realidad, tarde o temprano a todos nos llega.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s