El rey, Barnaclinic y los mundos de Yupi


El domingo, mientras veía a ratos la final Federer-Nadal del Open de Madrid, mi cuñado me comentaba que una vez, en la Ser aún de Gabilondo, una cronista de la sección de moda hablaba de su experiencia como invitada en la zona VIP del torneo. Atenciones de todo tipo, canapés y champán, cómodos asientos en palcos amplios, gente guapa puapísima de la muerte por todos lados… Era la primera vez que iba a ver el tenis en directo, y la chica al parecer pensó que eso del tenis era así. Tanto que animó a la gente a ir al tenis, no por ver el deporte en sí, sino por su parafernalia de lujo.

Algo así parece haberle pasado a “nuestro” rey.  Al parecer tras su operación le contaba a su familia algo así como “Yo creía que lo de la sanidad pública era muy chungo, pero qué va, está de lujo: la habitación era de hotel, me operaron nada más llegar, y todo fueron atenciones“.

Claro. Lo que no parece conocer el rey, o más bien nos toma por tontos, es que en realidad estuvo ingresado en la parte privada y de acomodamiento de lujo del Hospital Clinic de Barcelona, Barnaclinic. Lugar donde, según nos explican en este blog de El Mundo, las habitaciones son acogedoras, tranquilas y confortables, acondicionadas para favorecer la recuperación de cada paciente.

Probablemente, como bien reflexiona Isaac Rosa en Público, el rey no sea tonto, pero sí un ignorante. Ignorante de la realidad del país donde vive. La imagen que tiene de este país es la de los mundos de Yupi, donde siempre las calles están recién barridas y los edificios con la pintura fresca, pues todo se arregla antes de su visita. Y donde los hospitales tienen habitaciones de lujo donde los huéspedes y sus familias tienen alas enteras y equipos sanitarios completos a su disposición y donde las listas de espera no existen.

Mientras, los simples mortales, a sobrevivir. Y 70.000 extremeños, por poner sólo un ejemplo, a vivir con menos de 5 euros al día, el límite de la pobreza extrema…


10 comentarios on “El rey, Barnaclinic y los mundos de Yupi”

  1. Alain Ochoa dice:

    Ese grado de ignorancia implicaría necesariamente mala fe (previo descarte de problemas psiquiátricos). Lo que pasa es que los mismos que viven con 5 euros al día se empujan para ver al Príncipie “quéguapoestaba” y se creen ese tipo de fanfarria para la foto.

    • Enrique Gavilán dice:

      Es la ilusión que les queda. Su día a día no es que sea tan bonito ni tan guapo, y muchos sueñan con un mundo mejor en el que la casa real personifica un ideal inalcanzable. Igual pasa con las telenovelas: lujo, gente guapa, amores imposibles, pasiones desatadas… La realidad es mucho más sosa y más acuciante.
      Abrazos

  2. Juana dice:

    Voy a hacer de abogada del diablo.
    Cuando ingresaban en el “Marañón” al ex-marido de la Infanta Elena todo se convertía en una locura, se tenian que vaciar las habitaciones contiguas, colocar seguridad por todas partes, hacer de la zona un sitio inaccesible …. ¿por qué? porque el personal, que es todo menos coherente, hacía lo posible e imposible por verlos, los periodistas …. lo mismo, impresionante, “nadie” los trata como a los demás …. a ningún “personaje” público lo tratan como a los demás, por tanto al Rey …. menos.

    • Enrique Gavilán dice:

      Efectivamente, Juana, cuando me refiero a que el rey es un ignorante no le culpo del todo, porque todo el mundo que les rodea les hace también el juego de presentarle un mundo irreal (irreal al rey, un juego de palabras…). Ahora bien, tampoco hace nada por ver la realidad del mundo en el que vive, a pesar de que nos quieran hacer ver que rompen a menudo con el protocolo y jo, qué cercanos son con el pueblo! De veras… es que somos imbéciles a veces.

  3. Anna dice:

    No podría expresarlo mejor… Brillante!!

  4. Miguel Angel dice:

    Porque seamos realistas… a nosotros tampoco nos tratan igual que a los demás, ¿verdad Enrique o Alain?… nos escuchan y nos preguntan, como si mi opinión fuese más acertada que la de otro que no tiene un blog.

    Ser un poco público es lo que tiene…

  5. Alain Ochoa dice:

    Por supuesto que a un personaje público como al Rey le tratan diferente. Pero de ahí a no darse cuenta hay que querer estar conscientemente ciego, ¿no?

    Y no me parece comparable a lo públicos que podamos ser algunos blogueros. A Enrique y a ti se os escucha porque sois profesionales acreditados en vuestro campo, no porque seáis públicos ni tengáis blogs. Ni porque hayáis nacido con el apellido adecuado.

  6. heraldio dice:

    hace 2 años y 4 meses que se publicó este artículo sobre el tema.

  7. […] Angel, entre ellos el de Enrique Gavilán, que también ahora le dedica una entrada en su blog El Nido del Gavilán comentando la diferencia entre el mundo real y los mundos de […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s