¿Bajar el precio o bajar el número de recetas?


En un artículo de Público, Jaume Puig-Junoy, profesor del  Departamento de Economía y Empresa de la Universidad Pompeu Fabra, hace un análisis breve pero sencillo que explica porqué el sistema de precios de referencia no consigue bajar el gasto. Además, pone el acento en las paradojas de una política de “control” de gasto que beneficia a las oficinas de farmacia, genera desigualdades y en definitiva no consigue su objetivo. ¿Eficiencia política?

http://www.publico.es/302161

Lo que impulsa el gasto no son los precios de los medicamentos, sino el número de recetas por persona. Mientras el precio medio por receta está estancado o a la baja, el número de prescripciones sigue aumentando.

Las evaluaciones independientes del impacto del actual sistema de precios de referencia ponen de relieve que este sistema ha sido útil para reducir los precios, pero no el gasto. Los precios de los genéricos se hubiesen reducido mucho más si se hubiera fomentado la competencia de los mismos entre laboratorios. Hoy esta competencia se manifiesta más en forma de descuentos a las oficinas de farmacia que en bajadas del precio de venta al público que pagan el Sistema Nacional de Salud (SNS) y los pacientes.

El actual sistema de copago necesita ser reformado, no para recaudar más o hacer pagar más al usuario, sino para hacerlo más equitativo. Hoy hace pagar un 40% del precio a familias monoparentales de muy baja renta con hijos a cargo, mientras da barra libre a pensionistas de elevados ingresos y/o riqueza. También hay que hacerlo más eficiente. El número de recetas aumenta alrededor de un 25% el día en el que se concede la gratuidad de los medicamentos al pasar a ser pensionista. La condición de pensionista para dar acceso a la gratuidad carece de sentido, no hay ninguna razón por la que una jubilación anticipada voluntaria deba suponer más gasto farmacéutico.

Anuncios

18 comentarios on “¿Bajar el precio o bajar el número de recetas?”

  1. ..por no hablar del ahorro de papel… ;-).

    • Enrique Gavilán dice:

      Claro, y el de tinta… Y sobre todo el de tiempo, el de efectos adversos… en fin, hablamos en definitiva de buscar alternativas a la sobremedicalización, al fármaco, a la burocracia y a la estulticia. Está claro que si no no podemos…
      Besos

  2. heraldio dice:

    Los pacientes tienen determinados derechos y dos obligaciones:
    1 No romper los muebles
    2 Seguir las prescripciones generales y específicas.

    El primer paso en la contención del GF es que los pacientes siguiesen las prescripciones. Dejémonos de chorradas haciendo bien la dieta necesitarían estatinas la mitad de los que las toman y lo mismo en la diabetes, haciendo algo de ejercicio y reflexionando un poco se curarían muchas depresiones…y no estaría la mitad de la gente tomando ISRS.

    • Enrique Gavilán dice:

      Hola, Heraldio. Nunca lo había visto de esa manera. Bueno, me parece interesante. La adherencia terapéutica como una manera de justicia distributiva, tal vez, no?
      Razonamiento del médico:
      Ya que yo, agente del estado, he empleado ese recurso en usted, tiene la obligación de cumplir. De lo contrario está usted yendo en contra del estado, malgastando los recursos. Da igual que a la hora de tomar la decisión de si prescribir o no tal fármaco su visión y preferencias no hayan sido contempladas por mi. El caso es que usted viene a mi, le pongo un tratamiento y usted no lo sigue. Y encima le propongo una dieta que no sigue, con lo cual necesita más dosis de estatinas, y un antidiabético, y no hace ejercicio ni actividades sociales con lo que necesita un antidepresivo, y una benzodiacepina. No se da usted cuenta, señor usuario, que está usted malgastando los recursos? Por qué no hace lo que yo le digo?
      Razonamiento del paciente:
      Mi médico me dice que camine. No se da cuenta de que en mi barrio no hay aceras, ni parques. Además, tengo a mi cargo a mi padre, que está muy mayor, y a mis dos nietas, pequeñas. Mi hijo es drogadicto, me lleva por la calle de la amargura. Mi marido está comenzando a ir al bar, muchos días viene mareado… ya no hablamos, desde hace tiempo, y no tengo apoyo de nadie de mi familia. Me levanto a las 6 de la mañana y no me siento más que 10 minutos para comer, en todo el día. Preparar desayunos, lavar ropa, planchar, limpiar la casa, ir a la farmacia, cuidar a los bebés, ir a la compra, preparar la comida, lavar los platos, dar las comidas a los niños, … así se me va todo el día. A veces me olvido las pastillas que me manda mi médico, sobre todo cuando viene mi hijo a verme, en cuanto me doy media vuelta me quita dinero del monedero, y yo me vengo abajo… Hace tiempo vinieron los de la asociación de vecinos a decirme que salían por las tardes al gimnasio del barrio, que me fuera con ellas, pero no tengo quien se quede con los niños, así que no puedo ir. Hay días que no salgo a la calle. Hay días que no hablo con nadie.
      (Ejemplo sacado de Rafa Cofiño y cols, del curso “salud comunitaria”).

      ¿Cómo lo ves ahora?
      Gracias

  3. ¿Por qué se prescriben tantos IBP?, ¿por qué se financia esomeprazol?, ¿por qué se siguen prescribiendo bifosfonatos tras cinco años de consumo sin evaluar eficacia? ¿por qué se pautan estatinas a pacientes con RCV bajo o mayores de 75 años? ¿por qué el mismo bisoprolol cuesta más del doble si es normal o Cor?, ¿por qué el clopidogrel genérico no tiene las mismas indicaciones?, ¿por qué se siguen financiando los sisadoas?, ¿por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?…

  4. Ana dice:

    Esta claro que el copago es una de la soluciones para regular el mercado farmacéutico, y especialmente en los pensionistas de mayor renta, de esta forma se regularía la demanda, se tendrían menos medicamentos en los botiquines caseros, menos efectos adversos y en definitiva más eficiencia. No tenemos que ver montones y montones de medicamentos sin abrir enlos puntos SIGRE ( por cierto financiado por los laboraratorios farmacéutivos). Pero, tal y como está el asunto político en España, que político se atreve y no le cortan la cabeza?

    • Enrique Gavilán dice:

      El copago de los medicamentos lo veo no como fórmula para recaudar o controlar el gasto, sino como medida de equidad. Lo entendí bien al leer un artículo de Vicenç Navarro que ahora no recuerdo cuál era: determinados impuestos no tienen tanto afán de recaudar fondos para el estado, sino como mecanismo para equilibrar las desigualdades. Al menos así debiera ser, aunque al estado generalmente le importa más lo primero que lo segundo. Y por eso sube el IVA… a todos.
      Con el copago de medicamentos pasa un cuarto de lo mismo. El pensionista de etiqueta que tenga seguridad social no paga sus medicamentos (no así pasa con los que tienen MUFACE, por ejemplo), pero sí en cambio el obrero en paro que está a punto de quedarse sin prestaciones sociales y que no le llega. Eso mismo que plantea Puig-Junoy en su artículo con ese mismo ejemplo lo pusimos en nuestro otro blog hace unos meses:
      http://saludyotrascosasdecomer.blogspot.com/2009/10/copago-de-las-recetas-pensionistas-de.html
      Un beso,

  5. FernandoG dice:

    Efectivamente, Heraldio necesitaríamos más sentido común, cambiar nuestro estilo de vida, que estos sean saludábles, hacer ejercicio, etc. etc

    Pero yo lo que veo es persona que ha tenido un infarto de miocardio, que ha tenido un angor, un “amago de trombosis..” , que tiene el colesterol por las nubes, y el LDL también, que no debería fumar, debería andas más , etc etc, y el cardiólogo le pauta Atorvastatina y Ezetrol, y como al médico de cabecera le rompe los esquemas de su índice sintético, de “calidad de prescripción farmaceútica”, le dice que es muy caro, le pone una Simvastatina genérica, por supuesto el Ezetrol nada de nada, ande Vd. cuídese…
    Y cuando le da el “pampurrio”, nos encontramos que como los familiares no saben nada de objetivos NTP, o como se llaman, de LDL inferior a 70 , etc, etc, echan la culpa al paciente por no cuidarse. Pero nunca al médico por al menos no haber prescrito lo que dicen las Guias..
    Estoy cansado, de oir a compañeros simempre echar la culpa a los pacientes. pero nunca a nosotros.
    Siempre oido lo de que habría que cobrarles si vienen mucho, para que no tengamos nada.. pero nunca a nosotros de pagar cuando no cumplimos el horario., cuando trabajamos menos de lo que podemos y debemos, ..
    Hay que tener también algo de autocrítica.
    Siempre digo que efectívamente hay pacientes raros, pero porcentualmente, me parece que en nuestro colectivo el porcentaje es mayor.
    Perdón, pero no estoy en día bueno.
    Un saludo

  6. FernandoG dice:

    Y totalmente de acuerdo con Pepe Martinez..
    ¿ Porqué nos hacemos menos preguntas de lo deberíamos..?
    Pues alguno porque viven de no preguntarse nada, y no preguntándose nada es mucho mejor vivir..
    Perdón de nuevo

    • Enrique Gavilán dice:

      No pidas perdón, Fernando, esta es tu casa, lo sabes, ya sabes las reglas del juego, mientras haya respeto todos podemos hablar y decir lo que queramos y como queramos. Otra cosa es que nos entiendan.
      Gracias mil a vos.

  7. FernandoG dice:

    Muchas gracias por ponerlo, del mismo modo que entiendo no lo hubieses puesto.
    No estaba yo bién ayer..
    Intento hacer las cosas bién, trato de resolver cosas porque pienso que estoy capacitado y no para evitar que vayan al especialista..
    Cuando haces esto, y te equivocas, y dicen que porqué no pediste aquella colonoscopa antes.. y luego las cosas van mal, y te encuentras que los “compañeros” especialistas te recriminan si la pides y también si no lo haces..
    Y que como los de primaria pedimos mucho, pues hay lista de espera.. pero resulta que a las cuatro estás en la privada haciendo más por la tarde que lo que haces por la mañana… Sabemos que la ética esta en muchos en el bolsillo.
    Y lluego el debate de los últimos días sobre la sostenibilidad, o lo de las recetas que recetamos en exceso, seguro que sí.. son la causa de que esto se vaya a la mierda..
    Pero nunca oigo en nosotros que esto se va a la mierda porque en muchos sitios nuestra productividad, eficiencia o efectividad no me acuerdo, es muy mejorable.. Y eso no se resuelve cobrando un ticket moderador de cinco euros, sino trabajando más.
    Tenemos uno de los sistemas sanitarios más eficicentes del mundo.. Con el 8% del PIB en sanidad, somos mucho mejores que EEUU con el 16%.. y como bién sabes siempre salen los gabinetes de investigación propiciados por quien tu y yo sabemos diciendo que esto se va a la mierda, perdón por la expresión de nuevo pero es la que mejor refleja la situación, y solo parece que se soluciona privatizando lo rentable, dejando en la pública lo no rentable, cobrando innecesariamente, aunque con ello se pierda la equidad.. y lo que a mi me rebela es que nosotros, que como decía una enfermera que trabajó conmigo, que somos unos “privilegiados” de la sociedad, no sepamos más que quejarnos..
    Me he vuelto a quedar relajado, aunque sabemos que nor sirve para nada, porque el debate, entre los que vivimos de esto no se producirá..
    Es mucho más facil vivir sin preguntarse nada..
    Un saludo cordial…

    • Enrique Gavilán dice:

      A veces yo mismo concluyo en lo mismo: a veces es mejor no pensar, no preguntarse cosas. A veces lo anhelo…
      Abrazos

  8. heraldio dice:

    Hombre, Fernando, como cumplo el horario en demasía, como estoy en mi lugar de trabajo antes de la hora y muchas horas después… pues no me planteo eso. Me hago preguntas, hago autocrítica y me echo la culpa de muchas cosas.
    Enrique, tienes la razón en el caso que propones y d elos que desgraciadamente conozco muchos, pero también conozco otros casos de prejubilados a los 50 que no se han planteado otra cosa que ir al bar y no ciudarse.
    No echo la culpa a los pacientes por sistema , pero me cansa ver como hay personas empeñadas en maltratarse por mucho que se les diga lo contrario y se les ofrezca ayuda hasta la extenuación.
    No sé, me he quedado con mal por lo que he dicho y me parece que puedo haber dado una mala imagen o que no he sabido decirlo. A lo mejor estoy equivocado.

    • Enrique Gavilán dice:

      No, heraldio, si en parte te doy la razón, si es muy frustrante ver como hay muchos que se abandonan a sí mismos y fuman, no hacen ejercicio, comen grasas y beben alcohol aún sabiendo que es malo. Parto de la base de que somos adultos, y que los adultos tenemos obligaciones, además de derechos, y que debemos ser consecuentes y responsables de nuestras decisiones. Que nos planteemos y que les planteemos que si deciden asumir ese estilo de vida debe ser con todas sus consecuencias, incluido el hecho de que centremos nuestros esfuerzos en los que sí que están dispuestos a adoptar hábitos más saludables y seguir las recomendaciones, me parece necesario, incluso pensando en la justicia social distributiva, como bien comentabas (al menos fue eso lo q te entendí). Pero creo que no debemos cerrar del todo la puerta y abandonar a estas personas a su suerte, porque la vida da muchas vueltas. Y porque muchos de ellos detrás de esa actitud ante la vida esconden una suerte de miserias que al menos es necesario conocer, aunque sólo sea por no perder la perspectiva biopsicosocial que tanto reivindicamos (a veces en vano).
      Una anecdotilla: cuando entré a trabajar como técnico docente tenía una máxima que era volcarme sólo en los residentes motivados. Así se los hacía ver a todos. Los que no mostraran interés o actitudes, no iban a recibir de mí más que lo estrictamente necesario para cubrir mis obligaciones, pero nada más. Con el tiempo me he ido dando cuenta de que me he traicionado a mi mismo, afortunadamente, porque hasta los residentes menos activos, menos participantes, hasta los que menos interés han mostrado me han enriquecido en algún momento, y por tanto sería injusto pagarles con la indiferencia. Además, todos tenemos rachas malas, todos pasamos por malos momentos, y, principalmente, todos merecemos oportunidades.
      Un abrazo,

  9. FernandoG dice:

    Heraldio, no te puedo felicitar por cumplir el horario, es tu obligación.
    Yo también lo hago todos los días.
    El otró día un delegado me decía a las ocho menos cinco…. vienes pronto…. y yo le contesté si ¿les decía a los demás.. vienes tarde cuando llegan a las 9 y cuarto y a las dos ya no estan..?
    Una estupenda compañera me decía ayer, a las ocho y cuarto, cuando estaba mirando en el ordenador cosas del trabajo…¡ trabajas mucho..! y yo la contesté que esperaba que ella también lo hiciese.
    El caso es que al final el problema, lo que quiero expresar siempre es del otro. no de nosotros mismos.
    El presupuesto de mi Centro de Salud para el presente año, el 96% es para Farmacia y para Personal, capítulo I.
    Farmacia es un 60%. Y del 36% restante, el 60%, como mínimo es para médicos.
    El gastto supletorio de la asistencia, mantenimiento, luz, etc, etc es mínimo
    Si vamos al gasto sanitario global, especializada más primaria, pues no lo conozco, pero puede ser perfectamente que el 70% se vaya en estos dos capítulos..
    ¿ Que hay que ahorrar en farmacia… ?
    Pues por supuesto..
    Para que esto no se vaya a la mierda. y porque tenemos la obligación de dar a nuestros pacientes los mejores servicios de salud, con la mayor eficiencia, y seguridad..
    Pero el caso es que el otro mayor gasto que se produce en sanidad, somos nosotros mismos.. y no se trata por supuesto de que nos bajen los sueldos, sino que seamos eficientes. Que rindamos en función en primer lugar de nuestro horario.
    Parece que nostros cumplimos el horario.. no hacemos más de lo que debemos.
    Pero en mi “universo estadístico” lo normal, en primaria y especializada es estar en el trabajo de una hora y media a dos horas diarias menos de las 35 horas semanales.. No llegamos a 25 o 30… y resulta es que la solución es limitar los diez céntimos de diferencia entre un Voltaren o un diclofenaco genérico..
    Hace dos días, a mi suegra el especialista la recetó secalip supra.. y le pusieroon pegan en su centro de salud porque el caso.. es que no está el titular, no se vaya a enfadar..si pongo esto, porque el sustituto funciona con la idea que el titular tiene que visar todo lo que se pone en el ordenador, no vaya a ser que le fastidie su índice sintético..
    Y en definitiva, siempre digo que los que leemos estas cosas que el amigo Enrique y otros muchos en otros sitios nos ponen en nuestra casa y nos hace pensar somos los mejores.. aunque tengamos alguna discrepancia..
    El problema son los compañeros que pasan de esto y de todo, que no se hacen preguntas. porque como dije arriba es mejor no preguntarse nada..
    Esta mañana en mi Centro una auxiliar administrativa decía que que bién estaba lo de la factura para que la gente supusiese lo que se gasta en ella cuando ingresa en un hospital..
    Y yo la tengo explicar que eso no sirve para nada. Solo para darnos cuenta que que suerte tenemos de vivir en España, porque eso que ha costado 30 mil euros, por decir una cifra, de haber vivido en EEUU, no seguiría viva.
    Y en definitva servirá para que la gente esté mas´contenta de la sanidad pública que tenemos..
    Porque el abuso se produce, pero creo yo que es irrelevante en que uno se lleve tres cajas más al año de lo que sea.. El abuso es cobrar y no trabajar, no rendir, no ser eficientes, no tener productividad.
    Y eso pasa con nosotros, y a veces tristemente en mayor grado en especializada, y sin embargo no nos queremos dar cuenta que podemos trabajar más, sin necesidad de querdarse fuera del horario laboral, y con ello en definitiva ahorrrar. lo que está en nuestras manos.
    Un saludo cordial a todos.
    Como decía un maestro.. en Valladolid, lloviendo, pero con buena temperatura..

  10. heraldio dice:

    Completamente de acuerdo contigo FernandoG. En Asturias es primavera.
    Un saludo.

  11. amelia dice:

    A mi, como paciente, me gustaría poder quitarme la mayor parte de los medicamentos que tomo, sobre todo aquellos que utilizo para el dolor y la depresión provocada por este. Pero eso no podrá ser, al contrario, tendre que ir aumentandolos según aumenten los dolores. Yo pensaba, de acuerdo con mi traumatólogo y mi psiquiatra que en cuanto me dieran la invalidez absoluta, podría invertirla en ir a vivir a un lugar donde gastar dicha invalidez en mejorar en lo posible y dejar de lado, si no del todo, al menos el máximo de medicación. Pero he aqui que con la Iglesia hemos topado (lease INSS) y con una encantadora inspectora que, riendose y burlandose de mi (es de verdad) me dijo que con suerte me caeria una total. Soy auxiliar de enfermeria con 62 años, asi que aunque algunos de los medicamentos que tomo son carisimos, asi tendré que continuar hasta que estos acaben conmigo. O yo misma.

    • Enrique Gavilán dice:

      Hola, Amelia,
      Lógicamente, cuando lees un post como este desde la perspectiva del paciente te puedes sentir un poco contrariada, en el sentido de pensar que cuando el médico te sugiere quitar la medicación lo hace por criterios estrictamente económicos. No siempre tiene porqué ser así.
      Creo que a lo que se refería el comentairo de Jaume es que a lo que hay que tender es a disminuir el número de prescripciones, pero sin desasistir al pàciente. Eso conlleva poder ofrecer otro tipo de prestaciones que no son sólo farmacológicas. Máxime para el tipo de dolencias como lo que comentas, la depresión. Pero tu caso concreto no me atrevo a valorarlo, ni debo entrar, como es lógico.
      Un beso


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s