Disfunción sexual. Con el amor no se juega



Noticia que me sobresalta:

La mitad de los extremeños padecen disfunción eréctil

¿Seré yo uno de los agraciados? ¿Cara o cruz?

Aunque luego caigo que no soy extremeño, sino andaluz. Busco en internet y encuentro, para mi desazón, que la cosa sigue siendo preocupante: 4 de cada 10 andaluces sufre este mal. Pero da igual de qué región de España sea, porque todos estamos infectados (increíble el eco que se hacen los diarios de este tipo de noticias…). Debe ser una pandemia, ¡horror!
Después de sobreponerme, intento buscar algo más de información al respecto. Y resulta que encuentro esta nota de prensa multicolor, con múltiples logos de organizaciones sin ánimo de lucro (excepto una, adivinen cuál) participantes: la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (ASESA), el Centro Interdisciplinar de Psicología y Salud (CIPS), y la Asociación Española para la Promoción Integral de la Salud Sexual (APISS). Nota de prensa alojada, por casualidad, no crean, en la página web de Lilly, fabricante de Cialis.
La maquinaria mental comienza a moverse. No trascienden muchos detalles metodológicos del estudio, así que no podemos hacer una lectura crítica. Aunque sí que surgen dudas. Son pacientes atendidos en consultas de Atención Primaria, pero ¿qué tipo de pacientes? ¿Cómo los seleccionaron, al azar o de forma intencionada? ¿Con qué cuestionario midieron si los pacientes tenían disfunción sexual (¡por favor, decidme que no fue éste!)? ¿Corrigieron los rsultados por edad (ya que no es lo mismo para un hombre de 85 años que para uno de 30, digo yo)?¿Se tuvo en cuenta la medicación (ya que dicen que algunos medicamentos producen problemas de erección…)?
Intento buscar algo sobre los investigadores. En el comunicado de prensa dicen formar parte de otra asociación, en este caso la Asociación para la investigación de Disfunciones Sexuales en Atención Primaria (AIDS-AP). Uno de los investigadores, Lorenzo Giaro, es su presidente. Ya hace unos años se mostraron igualmente muy preocupados por las mujeres, al publicar un estudio de validación de un instrumento para valorar la conocidísima disfunción sexual femenina. Los resultados del estudio con el que utilizaron este cuestionario me imagino que serían los que presentaron en el congreso mundial de otra conocidísima no-enfermedad, la menopausia: ¡ligar ambos ejemplos paradigmáticos de hasta donde llegan las argucias del marketing farmacéutico es todo un acierto!
Más tranquilo aún me quedo cuando compruebo que el “miedo al gatillazo” ya fue explotado años antes
Un favor pediría yo: dejad a los miembros y a las miembras tranquil@s… Con el amor no se juega.

(Imagen de la moneda extraída del blog “Soy un curioso!” ; la del gatillazo, de la web de Forumclinic)
Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s