Orgías periodísticas: la dieta mediterránea y la depresión


El 5 de Octubre, en Público, titular:
El aceite de oliva reduce el riesgo de depresión

En el mismo diario, al día siguiente:

La dieta mediterránea reduce el riesgo de depresión

En realidad, se refieren a la misma noticia, sobre el mismo estudio, pero debe ser que se equivocaron. Y al día siguiente sacaron la misma noticia pero más ampliada y rectificada. “Nunca es tarde si la dicha es buena“, dicen.


Pero es que ni siquiera la dicha es buena. Al tratarse de un estudio de cohortes y no de un ensayo clínico, nunca puede determinar causalidad, por definición, sino en todo caso asociación estadística entre dos variables, lo cual no es lo mismo, señores, no se empeñen, puede parecerlo pero no es lo mismo… No es lo mismo que dos personas estén asociadas a que una sea la causa de la otra, ¿no? Pues aquí igual. Imputar al consumo de dieta mediterránea la reducción del riesgo de sufrir depresión es mucho imputar cuando el estudio en el que se basa no es un estudio experimental: puede haber otros factores que nos “confundan” (como la noche a Dinio).

El titular bien podría ser, ajustándose a definiciones científicas, otro: “El consumo de dieta mediterránea parece asociarse con un menor riesgo de sufrir depresión“. Pero esa es otra historia…

(Imagen del blog de Manuel Segura)


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s