Incumplimiento y crisis económica


Esta tarde hemos tenido curso-taller sobre incumplimiento terapéutico. Qué pena no haberos visto por allí a ninguno de vosotros…
Porque a veces ocurren cosas como esta que cuenta Javi, un residente, como vosotros, de una unidad docente de andalucía, que está “secuestrado”, como a él le gusta decir, por el Hospital para hacer rotaciones en las que aprende lo que el “especialista” hace y no hace. Lo cuelga en su blog “Médico Crítico”, que os recomiendo seguir:
Cuando la atorvastatina sube el colesterol
Estando en la consulta de endocrino (sentado al lado del endocrino de verdad) llegó una mujer de 63 años, tenía diabetes y entre todo el arsenal de pastillas que consumía se encontraba la atorvastatina (para los que no lo sepan, es un fármaco para bajar el colesterol y subir las acciones de unas empresas; más caro (Mucho más caro) que el fármaco de elección para el caso de la paciente).

En la analítica que mostraba tenía el colesterol mucho más alto que la última vez. El endocrino y yo nos miramos sorprendidos… ¿cúal sería el motivo de que al cambiarle la simvastatina por la atorvastatina el colesterol hubiera subido? La respuesta la dio la paciente: “esa pastilla no me la tomo siempre porque es muy cara”.

Si el que prescribe los tratamientos es el representante farmacéutico de turno con sus regalos y sonrisas (algo repulsivas, lo siento, pero es así) los tratamientos “novedosos” pueden hacer el efecto contrario.

Como anécdota (o no tan anecdótico) de este tema, visitad lo que han escrito los genios de saludyotrascosasdecomer.

Y es que si no conocemos aspectos tan básicos como, por ejemplo, si el paciente no es pensionista (ergo tiene que pagarse los medicamentos) y está parado (ergo no puede pagarse los medicamentos) no podremos conocer el vínculo entre lo que prescribimos y lo que acontece en la realidad. Nos quejamos de que los pacientes no siguen nuestras recomendaciones… A veces hay que ponerse en el otro lado y entender que los pacientes hacen las cosas que hacen no para fastidiarnos, sino, entre otras cosas, porque a lo mejor no tienen más remedio que hacerlas así. La realidad siempre supera la ficción.

Saludos
Vuestro técnico docente

(Imagen extraída del artículo Estrada M. Pauta posológica y su cumplimiento. OFFARM 2006; 25: 96-102)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s