Elecciones en SEMFyC: ¿continuidad Vs alternativa?


Este año toca elecciones en la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria. Se trata de la renovación de la junta permanente actual, que no es el máximo órgano de gobierno de la entidad pero que, a la hora de la verdad, es quien define y ejecuta la mayor parte de las acciones.
Por primera vez en mucho tiempo (puede que sea la primera vez…) va a haber dos candidaturas. La que se presenta como “alternativa” es la que golpea primero (y dicen que por ende, quien lo hace primero golpea dos veces).

Liderada por Jose Antonio Prados (actual vicepresi 3º) y secundada por ilustres de la medicina de familia como Vicente Baos, Gloria Guerra y Fermín Quesada (amén de Remedios Martín, Daniel Ferrer-Vidal y Rosa Morral), dicen buscar una “nueva semFYC, la semFYC de siempre”. Muchas caras nuevas, la mayoría del ámbito asistencial y muy pocos de ellos con experiencia previa en puestos de decisión en sociedades científicas.
Por otro lado, si seguimos el mismo razonamiento, si esta es la “alternativa” es que la otra debe ser la “oficial”. En cierta manera, la candidatura (aún no presentada en público, en cuanto lo hagan nos haremos eco en este blog) de Pep Basora, actual vicepresi 1º, aunque renovada en formas, gentes y fondos, podría ser vista como la continuidad de la línea de semFYC de los últimos años. La candidatura compone personajes de relevancia, con peso específico, y el programa es amplio, consistente. La competencia será, sin duda, muy dura…
A priori, el hecho de que haya opciones por las que decantarse hace que al menos exista debate interno y externo. Debate necesario, puesto que gane quien gane deberá movilizar a las bases para relanzar una organización que, si bien en los últimos años ha cosechado grandes éxitos, también se ha ido alejando progresivamente de los intereses de “los socios rasos”.
Sin embargo, la batalla por ganar posiciones está servida, y aunque lo deseable es que el juego sea limpio y que sirva para fortalecer la organización, esto no evita que los tira-y-afloja puedan hacer relucir algunos trapos sucios.
Muchos interrogantes se atisban, además, en el horizonte: ¿quién ganará? ¿Cambiará algo el que ganen unos u otros? Y si hay cambios, ¿cuáles serán, en qué dirección? ¿Servirá esta doble candidatura para movilizar a los socios? ¿Habrá debate suficiente como para remover conciencias? ¿Podrán los egos personales mantenerse humildemente supeditados al “bien común”? ¿Tenemos una organización todo lo democrática, transparente y abierta posible?
Aunque no lo parezca, hay mucho en juego. Y ante situaciones históricas de este calado, hay que tomar partido, hay que mojarse.
A mi, como socio y ex-miembro de esa misma junta, se me ocurre esperar de a ambas candidaturas dos cosas: la primera es obvia, y es que hagan lo que hagan piensen en lo que semFYC es, ha sido y seguirá siendo, más allá de las personas y, sobre todo, pensando en las personas que somos semFYC. La segunda es que gane quien gane permita que los que somos semFYC podamos tener oportunidades para hacer nuestra (de todos, verdaderamente de todos) esta organización.
Sólo con el tiempo se despejarán las dudas y podremos ver si nuestros deseos se aproximan a la realidad.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s