¿Qué es "un buen jefe"?


Casi todos, hasta nuestra amiga Raquel, nos hemos preguntado alguna vez si podríamos nosotros ser lo que se dice “un buen jefe”. Aunque muchos más aún nos hemos formulado la misma pregunta cuando pensamos en nuestro jefe actual, claro. Las connotaciones negativas que tiene el hecho de dirigir un grupo de personas son tantas que uno se cuestiona si un jefe bueno es un jefe ausente… Por eso me imagino que muy pocos quieren ser jefes (bueno, no todos).

Y es que no todo el mundo puede ser un buen jefe. Para serlo de verdad hay que cumplir una serie de requisitos, según este artículo de “El Mundo“:

1. Fijar objetivos claros y relevantes

2. Elogiar el trabajo bien hecho

3. Corregir sin humillar

4. Saber escuchar

5. Dejarse aconsejar

6. Ayudar, estimular y, si es necesario colaborar en el desarrollo del trabajo

7. Mostrar cercanía y respeto en el trato personal

8. No perder el sentido del humor

9. Dar ejemplo: trabajar con la misma calidad que se exige

10. Controlar el seguimiento de los encargos

De todos ellos, destacaría quizá el nº 4 y el 9, aunque todos son geniales, ¡tienen mucha miga!

Otro artículo del diario de la competencia, “El País“, nos recuerda que un buen jefe tiene que tener “capacidad de ser autocrítico, de controlar los impulsos y de motivar a los colaboradores”.

Hace no mucho oí al periodista Manuel Campo Vidal en la radio decir que un buen jefe también cuida la estética, de manera que debe evitar marcar excesivas distancias con sus empleados. Y puso un ejemplo: la decoración del despacho del jefe suele tener casi siempre elementos diferenciales respecto al de sus subordinados, y esto es percibido como una muestra de superioridad superflua.

Os propongo dos ejercicios: el primero, más participativo, es contestar a la encuesta que hemos colgado para saber qué atributo de los anteriores es el que más os gustaría que tuviera vuestro jefe. El segundo, más directo y personal, es que penséis qué cualidades de las mencionadas es la que vuestro jefe (llámese consejero, coordinador o director de equipo, jefe de servicio, supervisor o gerente) cumple, y si no, cuál te gustaría que fuera.

De mis jefes, qué deciros… Resulta que a medida que subimos en el escalafón, van cumpliendo menos cualidades: de Cristina, la coordinadora de la Unidad Docente, a María Jesús, la consejera, la cosa va decayendo poco a poco… Me imagino que a vosotros también os pasará. ¡Curioso fenómeno!

Antes de acabar, me pregunto: ser buen compañero de trabajo, ¿será igual de difícil?

Nos despedimos con un jefe de verdad, Bruce Springsteen. Aunque habría que preguntarles a los músicos de la E Street Band, nunca se sabe, los mitos abundan y no siempre son fieles a la realidad…



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s