Análisis tridimensional de la pandemia de gripe A


Los argentinos, generalmente (sólo los licenciados y doctores, los de clase media-alta; los que padecen de malnutrición, que son muchos, lamentablemente bastante tienen con sobrevivir), se caracterizan por hacer análisis sesudos de todo lo que se mueve. En muchas ocasiones con mucha palabrería (perdón, verborrea, queda mejor), pero la mayoría de las veces te quedas con la boca abierta por la capacidad de análisis que manejan. Y por una cuestión que me parece fundamental: contemplan casi siempre el contexto y las repercisiones sociales, y el trasfondo político y económico, en cuyo poder suele estar la clave de muchos fenómenos sociales.

Un ejemplo: La pandemia de la gripe A. Caemos en la tentación de analizar el problema de una manera reduccionista, casi siempre ligado a la especialidad de cada cual: yo desde el punto de vista sanitario, el sociólogo desde el prisma social, el político desde la vertiente de ganancia de popularidad o de votos (no siempre…), etc. Sin embargo, algunas veces nos topamos con que alguien te analiza un fenómeno sanitario como éste desde tres vertientes no excluyentes: lo sociocultural, lo clínico-epidemiológico y lo político-económico. Y te lo relatan de una manera sutilmente crítica con el tratamiento peridístico (aunque todos “pasamos revista” con este tema) y con la repercusión mediática y social de la pandemia.

El rol de los grandes lobbys alimentarios (la empresa Smithfield Foods Inc, la productora de carne porcina más importante del mundo, de cuyo papel en el origen de la pandemia no está aclarado y del cual no se habla nada en absoluto), Donald Rumsfield como factor de confusión (Uno de los principales accionistas y ex presidente del laboratorio Gilead Sciencies, que vende los derechos de fabricación y comercialización del Tamiflu a la empresa Roche), la alarma sanitaria(saturación de los servicios ambulatorios y de internación), el aislamiento social parejo al miedo “al otro” (Bocas cerradas que se esconden tras bufandas, que inhiben bostezos bajo la forma de una mueca, miradas desconfiadas y llenas de miedo son ahora la fotografía del espacio urbano), automedicación indebida (La compra de antibióticos, antigripales y la búsqueda desenfrenada de Tamiflu), consumismo basado en la cultura del miedo (universalización del barbijo -Mascarilla de tela para cubir boca y nariz-, del uso de alcohol y hasta aparecieron los pañuelitos Dr. Ginés), la relatividad en la relación entre la epidemiología y la noticia periodística (seguirán en silencio las otras epidemias existentes en la Argentina, algunas de las cuales matan más que la gripe porc… perdón A (H1N1). Nos referimos a la tuberculosis, el Chagas, la lehismaniasis, los accidentes viales y los accidentes de trabajo, los homicidios y las adicciones)…

Pura ciencia poética armada de crítica y ausente de prejuicios. Vale la pena leerlo.
Gracias a Fer, por habernos pasado esta joya. Abrazos
(Imagen de unos escolares con barbijo, extraída del diario argentino “Día a día“)
Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s