El "viruhá"


Mucho se espacula sobre el origen del virus de la gripe A. Incluso hay hipótesis conspirativas de que el virus procede de algún perverso científico a las órdenes de Roche o GSK, con la venia de la OMS. Pero el Director de Le Monde Diplomatique, Ignacio Ramonet, apunta a otro lado: La principal responsabilidad de esta grave amenaza sanitaria reside en la industrialización delirante de la producción pecuaria.

(Imagen extraída del blog “La tribu de la Malinche“).

Suele este periodista realizar análisis en clave político-económico que buscan la raiz del problema, que casi siempre suele ser el ansia del mercado por expandirse en un mundo liberalizado sin fronteras. En este caso no se queda atrás, y señala incluso a empresas concretas, cuyas prácticas de producción en cadena de carne de cerdo tienen consecuencias medioambientales, políticas, laborales y de salud en el entorno donde radican los megacriaderos de cerdos.

Sin embargo, comete, como todo periodista que se aventura en un tema que no domina, gazapos. En este caso, al tratarse de un tema de salud, mezcla la velocidad con el tocino:

En marzo de 2003, la revista Science había advertido de que la gripe porcina estaba evolucionando en fase rápida a causa del aumento del tamaño de los criaderos industriales y del uso generalizado de antibióticos y vacunas.

En realidad, el artículo citado, de un tal Bernice Wuethrich, sí que atribuye la aparición de nuevos tipos de virus al hacinamiento de los cerdos en las megagranjas, pero no, como es lógico, al uso de antibióticos. Curiosamente, hace unas semanas escuchaba en la radio el programa de Toni Garrido una entrevista a otro periodista, colaborador de RTVE, Vicente Romero, que esgrimía una teoría sorprendentemente similar a la de Ramonet, cometiendo incluso el mismo error de echarle la culpa de la gripe nueva a los antibióticos que usan los empresarios-granjeros para engordar el ganado porcino.

¿Qué cosas dice el artículo de Science? Puespara comenzar vaticinaba de esta manera lo que ahora puede haber sucedido con la gripe nueva:

Changes on the farm may be fostering the evolution of the swine flu virus—and if a dangerous new strain crosses back into humans, it could have deadly consequences.

Atribuye este artículo los cambios en las cepas víricas causantes de estragos entre los cerdos a manipulaciones en el entorno de las granjas: the environment has recently changed dramatically in two ways: herd size and vaccination practices.
(…)
Widespread vaccination may actually be selecting for new viral types. If vaccination develops populations with uniform immunity to certain virus genotypes, say H1N1 and H3N2, then other viral mutants would be favored. Webby suggests that the combination of avian polymerase genes generating errors in the genetic sequence and immunologic pressure from vaccination may be selecting for unique variants. However, he adds that “the benefits of vaccination far outweigh this side effect.”

Ahí queda la hipótesis. De ser cierta, mucho habría que reorientar los criterios de intervención en aras de la salud pública por parte de la OMS.

Por cierto. Os preguntaréis porqué este post se titula El “viruhá”. La explicación es simple: Así se pronuncia el nombre el virus recientemente pandémico en mi idioma materno, el malagueño.

Rima con bruja piruja, ¿verdad?

(Imagen extraída del blog “La dorada cola del dragón“).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s