¿Cinco niveles de prevención sanitaria?


La prevención ha sido, y sigue siendo, uno de los principales leitmotiv de la Atención Primaria. Sin embargo, el clasico concepto de prevención y sus niveles que todos estudiamos en la carrera en el Piédrola están siendo objeto de revisión en los últimos años.

Primero, se revisan los niveles de prevención, introduciendo uno nuevo. Aunque en sí el concepto es tan antiguo como la propia medicina: el primum non nocere. Se trada de la prevención cuaternaria. El evitar la yatrogenia, en definitiva.
Este concepto, que ya viene recogido en el diccionario de la WONCA (an action taken to identify a patient at risk of over-medicalization, to protect him from new medical invasion, and to suggest to him interventions which are ethically acceptable), ha sido trabajado de una forma especial en nuestro país de la mano del Dr. Gérvas. Según Gérvas, hablamos de prevención cuaternaria para designar el conjunto de actividades sanitarias que atenúan o evitan las consecuencias de las intervenciones innecesarias o excesivas del sistema sanitario (Gac Med Bilbao 2007; 104: 93-96).
Posteriormente, es el propio concepto de la prevención el que se cuestiona en un reciente artículo publicado en el Journal of Epidemiology and Community Health, titulado “The concept of prevention: a good idea gone astray?“, de Starfield y Gervás, entre otros. Proponen, basándose en una publicación previa de un grupo de trabajo sobre toma de decisiones compartidas del prestigioso US Preventive Services Task Force, una nueva estrategia de prevención con niveles y tipos de intervención que se resumen en la siguiente tabla:

La cosa no parece quedarse ahí. Hoy, mientras uno de los residentes de la Unidad Docente presentaba a sus compañeros en sesión de formación especializada un protocolo de Cirugía Menor y de Infiltraciones en AP para implementar en nuestra área de salud, en la pizarra algún ponente de algún curso anterior había resumido esquemáticamente los niveles de prevención sanitaria. No sólo incluía la prevención cuaternaria, sino que añadía ya un quinto nivel: la protección frente a la medicina defensiva. Interesante contribución. Aunque el concepto de “medicina defensiva“, al igual que el anterior de yatrogenia, viene de antiguo, y aunque comparten raíces y consecuencias, parece razonable que el discurso sobre la aceptación o no de este nuevo nivel preventivo se instaure en la comunidad científica internacional.

Salu2

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s