R4 de medicina de familia: deshojando la margarita


(Imagen extraida del perfil de “Errecuatro Chile” en Facebook)
A principios del año pasado, a los que trabajamos por y en la formación sanitaria especializada en ciencias de la salud, a la Comisión Nacional de la Especialidad, a ciertas sociedades científicas y a los residentes, nos irritó que las administraciones sanitarias central y algunas autonómicas quisieran aprovechar el potencial de los residentes de medicina de familia y su ligazón contractual con los servicios de salud para que taparan los huecos que su incompetente gestión y planificación en materia de recursos humanos.
Poco más de un año después, las mismas administraciones, agobiadas por la crisis económica, recortan sus presupuestos hasta el límite de que a esos mismos residentes de medicina de familia, que están a punto de acabar su andadura formativa, les están comunicando que no pueden contar con ellos para contratarlos.
Curiosa paradoja.
En esta primavera plagada de flores, a estos errecuatro no les queda más remedio que cojer dos margaritas del campo y deshojarlas. La primera, para decidir “me voy” o “no me voy”; la segunda para preguntarse “me quieren” o “no me quieren”. Tanta incertidumbre, tanta confusión…
La incertidumbre es una margarita cuyos pétalos no se terminan jamás de deshojar. Mario Vargas Llosa dixit.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s